sábado, 26 de noviembre de 2016

JAIPUR - COMERCIO PARA DOS JUGADORES


Aquí os traigo esta reseña sobre este entretenidísimo juego para dos jugadores, premiado como Juego del año 2014 y algún que otro premio más. Pocos juegos tengo para dos jugadores, alguno de ellos disfrazado de más jugadores como por ejemplo Sombras sobre Londres (anda, si no le he hecho reseña :-O) o el Memoir que para mí es un juegazo para dos jugadores siempre y cuando te guste la temática de guerra (Wargame)

Bueno, que me enrollo. Este juego no lo escogí yo, me acerqué a Generación X en busca de un regalo para mi socio con el que habitualmente juego y Héctor, con muy buen criterio, me recomendó este entre alguno que otro. Muchas gracias, como siempre has acertado y en mi caso no es nada fácil.

Como siempre la opinión al final.

Ficha técnica
Jugadores: 2
Tiempo: 30 minutos
Edad: +12
Mecánica: Gestión de cartas
Analís / Paralís: Bajo
Precio: 22 €
Editorial: GameWorks / Asmodee
http://es.asmodee.com/ressources/jeux_versions/jaipur_5.php
Autor: Sébastien Pauchon
Dibujos: Alexandre Roche
Ficha BGG: https://boardgamegeek.com/boardgame/54043/jaipur

¿De qué va esto? (Resumen rápido)

Jaipur según la Wikipedia, conocida también como la ciudad rosa, es la capital del estado de Rajastán en la India. El juego simula que estamos en un bazar de esa ciudad y representamos a dos mercaderes que intentarán comprar los mejores productos en el mejor momento.

Se trata de un juego de cartas muy simple donde debemos acumular cartas en la mano hasta tener 2, 3, 4 o 5 iguales para venderlas. Dependiendo del número que podamos vender nos darán puntos adicionales ocultos que se revelarán al final del turno. Además hay unas cartas que representan camellos que permiten jugar con las cartas de la mesa y que también darán puntos al final de la partida (si quieres saber más, mira el apartado mecánica).

La partida se juega al mejor de 3 partidas (o a lo que te de la gana, claro). En cualquier caso, es un juego muy rápido, sobre todo en cuanto has echado un par de partidas, ya que empiezas a jugar muy rápidamente.

Juego muy entretenido y sencillo para dos personas, perfectamente transportable y jugable casi en cualquier sitio, me atrevería a decir que incluso en el reducido espacio de un avión.

Caja y componentes

A pesar de ser un juego de cartas incluye unas fichas para puntuar. no obstante, han respetado el tamaño estándar de caja tipo Munchkin o Ciudadelas. Con un inserto muy bien diseñado, todo queda perfectamente organizado y no se mueve nada cuando se transporta.



Las fichas son un tanto endebles, de cartón fino, hay que tener cuidado con ellas, no creo que aguanten ni siquiera alguna gota de agua. Desconozco si hay una versión deluxe, pero un poco de plástico no habría estado mal.



Las cartas están bastante bien, las he visto de más calidad, son de calidad normal. A ver que nadie se asuste, infinitamente mejor que las de un chino que nos conocemos... Y el arte gráfica muy chula y colorida. Adecuada al tema del juego y con colores y dibujos muy diferenciados.



Colocación inicial

Nada, en un par de minutos estás jugando. Se sacan 3 camellos y 2 cartas al centro de la mesa y se reparten 5 cartas a cada jugador. Si te ha tocado algún camello, lo pones delante tuyo como tu reserva de camellos .

En el centro se deja la baraja y todas las fichas separadas en tipos y ordenadas de mayor a menor.



Ya podemos jugar!!

Mecánica

Aquí el gran secreto del juego y lo que lo hace original y divertido. Aunque parece sencillo no lo es en absoluto, te va a obligar a pensar un poco. 

El objetivo del juego es conseguir el mayor número de puntos (rupias) que hay en las fichas por la parte de atrás. Para ello, cada ficha de cada tipo de material tiene un valor. Las primeras valen más que las últimas, excepto la plata, por lo que interesa (en principio) comprar el primero pues así te llevarás más puntos.

Cada jugador solo puede hacer dos cosas en su turno, coger o vender cartas, con las siguientes reglas:

Vender cartas

Puedes descartar 3 o más cartas del mismo tipo de material (o 2 cartas si son diamantes, oro o plata). Entonces cogerás de la pila de fichas de ese material tantas fichas como cartas hayas descartado.

Pero además si vendes 3 o más cartas, recibes una ficha con valor oculto dependiendo del número de cartas entregado (3, 4 o 5). Estas fichas son el alma del juego ya que las de 3 pueden darnos 1, 2 ó 3 puntos al final de la partida, las de 4, nos dan 4, 5 ó 6 y las de 5 nos dan 8, 9 ó 10.


Una vez vendidas las cartas, le toca al otro jugador.

Coger cartas de las 5 que hay en la mesa (tres posibilidades):

* Coger una carta de producto. 

Si coges una sola carta, robas una del mazo y la sustituyes en la fila central.



Hemos robado un oro y lo sustituimos del mazo por unos diamantes (carta roja)


* Coger todos los camellos

Debes coger todos los camellos de la fila central y robar cartas del mazo para sustituir esas cartas. Los camellos no van a tu mano si no a tu reserva de camellos.



Aquí hemos cogido todos los camellos y hemos repuesto las tres cartas en el centro.

* Intercambiar productos y camellos

Puedes coger tantas cartas de producto del centro y cambiarlas por el mismo número de cartas de tu mano y/o camellos de tu reserva de camellos.

El problema es que no podemos tener más de 7 cartas en la mano, y esto, creedme, es un problema y donde hay que darle al coco.



Y aquí hemos cogido un oro y unas telas marrones dejando un camello y una tela rosa.


Fin del juego

El juego se juega al mejor de 3 rondas (o lo que tú quieras). Cada ronda termina cuando se acaben tres fichas de producto o cuando se acaben las cartas del mazo.

Al finalizar la ronda se cuentan los puntos de las fichas obtenidas y el jugador con más camellos en su reserva se lleva 5 puntos adicionales.

Gana la ronda el jugador con más puntos.

Curva de aprendizaje

Como he dicho es un juego muy sencillo de jugar y aprender. Para dominarlo se requieren algunas partidas. No es que tenga mucha estrategia, pero sí tiene su miga. Si has jugado antes que otra persona, seguramente le ganarás fácilmente.

Precio

Bueno, pues me parece un poco caro. A ver que trae 55 cartas, no más que una baraja normal y un porrón de fichas, eso sí destroqueladas y ordenadas en el inserto. No sé, 5€ menos habría sido un precio más justo creo yo. 

Ahora, no me parece un juego caro en el sentido de amortizable. Le vas a dar mucho uso, seguro y eso es lo que hace caro o barato un juego. En este sentido es muy barato.

Variaciones y ampliaciones

No he encontrado ni variaciones ni ampliaciones. Es una lástima porque es un juego que yo creo podría valer perfectamente para más jugadores. Quizá con 2 juegos se pueda jugar a 4 pero no lo he probado...

Opinión

Pues me parece un juegazo para dos jugadores. Desde que se lo regalé a mi socio no hacemos más que jugar. Incuso cuando jugamos a otro juego, terminamos con una partida rápida a este. Muy muy recomendable.

Te hace pensar lo justo y tiene velocidad, con un analís/paralís muy pequeño. Altamente recomendable como regalo para tu pareja (si le gusta jugar, claro) o para una pareja jugona, o para jugar con alguno de tus hijos, por ejemplo.

Como ya he dicho no es un juego fácil. La limitación de 7 cartas en mano es muy chunga, te obliga a veces a vender cartas que no quieres vender y/o soltar productos que sabes le vienen bien al otro jugador. Para jugar bien, exige un poco de memoria ya que si controlas las cartas de tu adversario, que es como se juega, tendrás que tomar decisiones arriesgadas.

Y por último tiene algo de azar sí, pero lo justo y necesario.

En fin, que me ha molado mogollón y te lo recomiendo a tope. Al fin y al cabo mi socio y yo somos comerciales, ¡como no nos iba a gustar!! ;-)

Pues ale, a comprar a buen precio que ya ha pasado el Black Friday (menos mal!!)

Salu2
Mario


No hay comentarios:

Publicar un comentario