domingo, 23 de marzo de 2014

ASCENSION - RISE OF VIGIL - 23/03/2014

Y aquí venimos con una nueva reseña de otro juego completamente en Inglés. Mira que me "jode" que no se traduzcan los juegos, pero qué se le va a hacer.

Este juego me lo regalaron por mi cumple allá por enero, pero lo conocía desde hacía ya mucho tiempo y he jugado bastante en el iPad, donde tienes una versión que muchas veces está gratuita con el juego básico Ascension - Chronicle of the Godslayer. Puedes descargarla aquí. Si quieres aprender, te la recomiendo, está muy bien hecha, tiene modo online y offline y por supuesto, puedes comprarte ampliaciones...

Bueno, a lo que vamos, que esto es una reseña.

Esta versión que tengo es la última de la saga y añade unas cartas nuevas y unas características diferentes a la que puedes encontrar en el iPad. Vamos a verlo todo poco a poco.

Caja y componentes:

Pues es una caja grande y diferente a las estándar, es decir, una p...da porque no sé vosotros, pero a mí el espacio no me sobra y a veces hay que hacer Tetris para cuadrar los juegos.


Pero lo divertido está dentro. Sobra el 75% de la caja y no exagero. El tamaño viene definido por el tablero (luego hablo del tablero), pero el grosor? De verdad que no sé qué piensa esta gente. Bueno claro que sí, caja grande = precio alto, no nos vayamos a engañar.


Este es un juego de cartas, así que vienen mogollón de cartas, 200 exactamente, de buena calidad y con dibujos muy góticos. Una de las cosas más interesantes de este juego son las ilustraciones, algunas son muy chulas (dependiendo de si te gusta este estilo, claro).



Además se añaden "50 deluxe honor tokens" que se los podían haber ahorrado perfectamente en beneficio del coste al cliente. Piezas de plástico transparentes blancas y rojas que asemejan diamantes o similares.



Y aparte de las reglas, mucho aire. Supongo yo, porque no lo dice en ningún sitio, que todo el espacio que sobra es para guardar ampliaciones, pero con 200 cartas... ¿de verdad estoy para ampliaciones? Ya hemos pasado por esta rotonda con el Dominion y tras 5 ó 6 expansiones ahora no queremos jugarlo por la pereza de escoger las cartas. Aparte de eso, no quiero imaginar el precio que pueden tener (de esto hablaremos luego)

Colocación inicial:

Al tratarse de un juego de cartas la colocación inicial es bien sencilla. Situamos el tablero en el centro de la mesa (o si no lo quieres poner como que no pasa nada) y sobre él las cartas que vienen dibujadas. Mazo de cartas general boca abajo, mazo de cartas de Heavy Infantery, Mystic y la carta de Cultist. Ponemos las piedras correspondientes según el número de jugadores y las cartas centrales.



En esta versión de Ascension, aparecen unas cartas especiales llamadas tesoros (Treasures) que se colocan bajo las cartas centrales y de las que luego hablaremos. Si al ir a colocar una carta central sale alguna de tesoro, hay que seguir colocando en el mismo lugar hasta que salga una carta de otro tipo.

Cada jugador coge 11 cartas (1 tesoro, 2 militias y 8 aprendices), las baraja y de esas coge 5 cartas que forman su mano. A jugar!

Mecánica:

Es un Deckbuilder (construcción de mazos) tipo Dominion, o más bien Thunderstone, casi un calco de este último, pero muy mejorado.

Para el que no sepa qué es un deckbuider (???), deciros que consiste en jugar con un número limitado de cartas en la mano, que luego van a tu mazo de descartes y la mano se repone del mazo sin usar. Si se acaba el mazo sin usar, se baraja el de descarte y se coloca como sin usar. Las cartas que compremos, se añaden al descarte y así contínuamente. Es decir, según avanza el juego el mazo va creciendo y por tanto hay que saber gestionar muy bien qué cartas cogemos y qué cartas eliminamos para que no se nos "atranque" el mazo.

El objetivo es sumar puntos de dos formas, acumulando puntos en las cartas o matando monstruos, los cuales nos darán puntos al eliminarlos. Las cartas nos darán los puntos generalmente al final del juego y algunas de ellas durante algún turno cuando sean jugadas. Simple.

El juego se basa en dos símbolos del juego básico incial, el de dar leches o Power, representado por una bola roja con un número en su interior y el de comprar o Runes representado por un símbolo triangular con un número en su interior.



Esta versión de Ascension incluye un símbolo adicional, la energía, que es como un cubo azul con un número dentro. Este símbolo está siempre en las cartas de tesoro y en algunas cartas de monstruo o aliados.

Los tesoros son muy importantes en este juego, ya que no ocupan espacio en la mano. Cada vez que jugamos una de estas cartas cogemos otra de nuestro mazo.



En cualquier momento de nuestra jugada podemos decidir comprar una carta central con los puntos de compra o eliminar un monstruo con los puntos de dar leches. Las cartas centrales van al descarte de nuestra mano y los monstruos al descarte general, excepto algunos que en el propio texto de la carta indica que te lo puedes quedar "en reserva" para entrar en acción más adelante.

La novedad de esta versión es la energía, que nos permitirá activar algunas características de las cartas cuando consigamos jugar en ese turno el número de energías que se nos pide. La verdad, no es que aporte mucho, un pelín más de complicación, pero no mucho. Algunas cartas son muy potentes si consigues la energía necesaria por lo que en general merece la pena comprar cartas o eliminar monstruos con cartas de energía, ya que es como si no ocuparan sitio en la mano, como dijimos antes.

Puntuación final:

Es un poco tedioso pero no mucho más que otros juegos. Sumas los puntos conseguidos durante la partida y los que te otorgan las cartas. El que tenga más puntos gana.

Número de jugadores:

Viene preparado para 4 jugadores, pero si lo unes al básico podrían jugar 6 jugadores, ya que tiene cartas de tesoro iniciales para ellos.

Eso sí, cuidado con la ampliación con lo que lo juntas. Yo te recomiendo Storm of Souls ya que las cartas tienen el mismo estilo que esta ampliación. La caja inicial Chronicle of the Godslayer, tiene un ilustrador diferente. Se puede jugar sin problemas, pero queda raro.

Curva de aprendizaje:

Aprender la mecánica es simple, se explica en apenas 5 minutos. Saber jugar ya es otra cosa.

Recordar lo que hace la carta es lo complicado. Las dos primeras partidas se hacen largas ya que tienes que leerte todas las cartas que salen y se interrumpe mucho el juego, pero luego todo va mucho más fluido. A la tercera partida, algunos turnos pueden durar 30 segundos o menos.

Con más partidas, la partida coge una buena profundidad y estrategia. Ya aprendes a eliminar cartas que no te valen, a coger las más potentes...

Precio:

Acabo de buscarlo en la web y hasta me ha parecido barato. Por ahí le he visto por 29€. Eso sí, quitándole el tablero y los tokens y haciendo la caja ajustada a su tamaño lo mismo se podía poner por 20 - 25 €.

Opinión:

Para mí, este juego es un Thunderstone mejorado. En Thunderstone te pasas el tiempo sumando y restando y, seamos sinceros, al final te duele la cabeza, ¿o no?.

En Ascension es mucho más fácil. Los turnos son muy rápidos y en muy pocas ocasiones te saldrá un combo complicado con las acciones de las cartas. Sumas los puntos y te cargas algún monstruo o compras una carta.

La única "pega" es que hay algunas cartas que se quedan a la espera en tu zona de juego proporcionando ventajas hasta que desaparecen. Como en cualquier otro juego donde esto ocurre se presta al típico... "se me ha olvidado hacer...". Esta es la ventaja del juego en el iPad. Todo es automático. Pero salvo eso, a mí me parece un buen juego de construcción de mazos.

Me atrevo a decir que me gusta más que el Dominion.

Bueno, pues hasta aquí esta reseña...

Salu2
Mario

2 comentarios: