domingo, 16 de febrero de 2014

QUE VIENE LA TROIKA! - 14/02/2014


Este viernes me subí varios juegos a casa de Antonio, como viene siendo habitual y, pese a todo pronóstico, finalmente jugamos una partida a este curioso juego de cartas.

Ya había estado probándolo con un amigo mío en una partida express a la hora de comer y la verdad es que fue un caos. He de reconocerlo, las reglas cuestan. No están mal escritas, pero son muy mejorables. Bueno, al grano.

Caja y componentes:

Poco se puede decir de la caja, pequeña y estándar de este tipo de juegos que alberga exclusivamente cartas, concretamente 110 cartas y un libro de reglas con letra diminuta, sobre todo para los que nuestra presbicia empieza a decir hola!




El gancho del juego y la gracia del mismo está en sus ilustraciones y las referencias al ambiente político de España (Españistán en el juego). Todas son un parto. Es una gozada leerlas con detenimiento, pero claro, a la cuarta partida ya no te hacen tanta gracia... Claro que hay juegos a los que ni siquiera hemos jugado cuatro partidas!!

Hay varios tipos de cartas. por un lado hay un mazo de dinero, elemento imprescindible en política y que nos permitirá realizar acciones, comprar votos, ganar puntos y comprar Certificados de Depósito en paraísos fiscales (vamos, como la política misma) que también forman otro mazo.


Luego hay un mazo de eventos aleatorios que introducen pérdidas y ganancias de dinero y cartas a los jugadores y entre las cuales se colocan dos cartas elecciones generales y la carta de Que viene la Troika! con la que acaba el juego.


Otro mazo se compone de cartas de grupo, que son el corazón del juego. Representan diferentes aspectos de la sociedad perfectamente reconocibles a pesar de haber cambiado algunos nombres (IN-SEGURIDAD SOCIAL, ME MONDO, MI PAIS...) y en los cuales aparecen símbolos que indican cuántos puntos ganas al final de la partida, cuántos votos da en las elecciones y cuánto dinero te proporcionan. En estas cartas siempre hay un texto en la parte inferior que permite realizar unas acciones de mano, de las que luego hablaré (esto es lo que peor está explicado en las reglas).


Y por último los líderes políticos. Perfectamente reconocibles aunque no indiquen sus nombres. Todo un espectáculo.



Colocación inicial:

Medianamente difícil de recordar. Mejor no pierdas las instrucciones. Hay que colocar todos los montones por separado y montar el mazo de eventos al estilo Alhambra, colocando las elecciones entre los eventos de forma que todos los jugadores saber cuándo van a ocurrir y la Troika que será siempre una de las últimas cuatro cartas. Para darle algo de emoción :-)

Luego se reparten 2€ a cada jugador, 4 cartas de grupo y un líder político y ya podemos empezar a jugar.



Mecánica:

Si te lees las reglas, de primeras te echa para atrás. De hecho, yo iba vendiendo a mis amigos que este juego no nos iba a gustar, que era complicado... Y tras mi primera frustrada partida todo pintaba así. Pero tras ver un vídeo en la página de DEVIR, aunque no se explica todo, me aclararon las principales dudas. Con esa ayuda, pude explicar el juego este viernes y todo fue como la seda. Aquí el video.

El juego es bastante sencillo de jugar. Básicamente hay 2 acciones fijas y 4 alternativas. Esto de las 4 alternativas es lo que más complica la marcha del juego al principio pues no hay manera de que tus amigos se queden con ellas. Para eso estás tú, para recordárselas! Encima que juegan contigo...

Al comienzo de tu turno siempre robas, o 2€ o una carta de grupo. 

Después puedes hacer una y solo una de estas cuatro acciones (no sé cómo no lo explican así en el juego, no lo entiendo):

- Descarta una carta de grupo y roba dos cartas de grupo
- Pon en la mesa una o dos cartas de grupo
- Cobra tus ingresos (suma el valor en € de todas las cartas y recibe ese importe)
- Ejecuta el "poder de mano"; es decir, la acción que viene escrita en la parte inferior de una carta (excepto las que tienen una banderita que solo se usan en las elecciones)

Y al final de tu turno, si tienes 6€ compras un Certificado de Depósito y lo guardas debajo de tu líder (demasiado real, ¿no?).

Se acabó tu turno, le toca al siguiente.

Si todos los jugadores han jugado, se lee una carta de evento y se hace lo que pone. Si la carta de evento son elecciones, entonces los jugadores cuentan los votos de todas sus cartas y de las que quieran de su mano, perdiendo estas últimas y/o ejecutando las acciones que puedan de esas cartas. Vamos, un follón de te quito esa carta..., te robo esos votos, soborno a estos, trae ese grupo... Muy sano e instructivo, sobre todo si quieres iniciarte en la política, claro.

Si la carta de evento que sale es Que viene la Troika, se acaba el juego y se recuentan los puntos.



Puntuación final:

Bueno, pues llega el momento de ver quién suma más puntos. No es difícil, pero sí laborioso.

- Cada puño (valor de influencia) es un punto.

Es importante coger cartas con mucho valor en los puños, pero entonces no tendrán muchos votos o dinero!

- 2 puntos por cada carta de la familia del mismo color que tenga más cartas

- 5 puntos por un Consenso, un conjunto de 4 cartas de cada color

- 10 puntos por cada Gobierno, que se consigue ganando unas elecciones generales.

Esto es de lo que más suma, así que es importante tener votos en las cartas y dinero!

- 5 puntos por la carta Voto de confianza (si la tienes, claro)

- Puntos por los certificados de depósito. 

Los primeros que compran valen 6 puntos, luego bajan a 5 puntos y por último a 4 puntos. Por eso es importante comprar antes que nadie!

- 1 punto por cada euro

La pasta, lo primero!

Opinión:

A mí me ha gustado. Eso sí, una vez bien entendidas las reglas. Y a mis amigos jugones también. No es que sea el juego al que más vamos a jugar, pero está muy bien como filler. 

Es más ligerito que un Munchkin y muuuucho más rápido. Los turnos (excepto Antonio) no duran más de 1 minuto.

No ocupa mucho y es fácilmente transportable como todo juego de cartas.

Cuesta unos 18€, quizá un pelín caro para traer solo cartas. 110 cartas, deberían costar unos 12 €, como mucho. Vaaaale, tiene muchas ilustraciones y hay que pagar a los ilustradores... luego está la caja... no sé, yo creo que no debería valer más de 15€.

En definitiva, si lo compras no te arrepentirás. Te vas a reír un par de partidas o tres, pero luego... creo que se quedará en el cajón.

Estás avisado!!

Salu2
Mario

5 comentarios:

  1. Aunque no hemos probado el juego, coincidimos contigo en que su precio es excesivo en relación a su contenido pero ya estamos acostumbrados a que, por desgracia, esto ocurra ya con casi todos los juegos de este tipo. Si podemos, trataremos de probarlo si tenemos ocasión aunque no tenemos nada claro que lo vayamos a adquirir dado que comentas que pasará más tiempo en el cajón que en la mesa...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es un juego en el que el tono de humor distendido y las ilustraciones hacen mucho. No es complicado, ya que realmente puedes hacer pocas acciones en tu turno, eso si, como tengas una racha mala de cartas, o te toquen todas las cartas para usar en elecciones, irás en cola seguro.

    No es un juego para jugar a menudo, pero si para sacar de vez en cuando. A mi me dejó un buen sabor de boca.

    ResponderEliminar
  3. sólo una pequeña aclaración en lo de la puntuación final: no es un punto por cada M€; es uno por cada 2 M€... o eso pone en las reglas.
    un saludo y gracias por la reseña!
    dani.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. y otra aclaración: no se reparten 4 cartas de grupo sino 3... y tampoco una de lideres sino 2, de la cual se elige una y se descarta otra.

    ResponderEliminar