lunes, 15 de abril de 2013

QUARRIORS!! - 12/04/2013


Tal y como comentaba en mi anterior entrada, Ramón se compró (para todos) este juego mientras jugaba en el clasificatorio del Nacional de Carcassonne, tras una sugerencia mía al haber leído alguna reseña por ahí del juego. Desde el primer momento me llamó la atención la mecánica del juego, que mezclaba el clásico deck-building con los dados, creando un dice-building, así que le mandé una propuesta a Ramón y se hizo con el juego.

Aquí os dejo el unboxing y ahora paso a comentar las sensaciones que nos produjo el juego.


Teníamos mucha expectación en la apertura de la caja y lo primero que nos llamó la atención fue el tamaño de los dados. Sinceramente nos los esperábamos más grandes. En cuanto al resto, bastante correcto. La sorpresa (agradable) vino al descubrir que por una vez, alguien se ha escurrido el seso pensando que luego hay que recogerlo todo y como veréis en la siguiente imagen, los dados quedan muy bien ordenados y seguros con la tapa de plástico. Un 10 a la organización.


Aquí está el resultado. Las bolsas de la derecha se pueden tirar perfectamente, a pesar de lo que alguno de mis amigos cree y las guarda celosamente. Hay una por cada conjunto de dados, así que, ale, a contar.

La verdad es que podían habérselo currado al 100%, si os fijáis hay unos espacios vacíos para los dados, pero en ellos no caben los dados blancos ni los marrones básicos, así que se quedan fuera (arriba a la izquierda). Quizá esos espacios sean para ampliaciones, no sé...

El juego incluye unas bolsas de fieltro que cumplen bien la función, tampoco hay que pedir mucho más, y en cuanto a las cartas son de lo más normal y con unas ilustraciones muy chulas.



Bueno, el juego es sencillo, consiste en coger dados de la bolsa para no saber cuáles coges (como coger del mazo boca abajo del Dominion), comprar un dado con los puntos de esencia que te han salido (como el oro en Dominion), realizar algunas acciones especiales de algunos dados (como las acciones del Dominion) y poner unos dados a atacar a los demás jugadores (esto es un pelín diferente al Dominion).

Y es aquí donde le veo la gracia del juego. En tu turno vas poniendo dados de monstruos y hechizos en la mesa y al final de tu turno atacas con esos dados a todos los demás jugadores que a su vez se defenderán con los dados que hubieran dejado puestos. El objetivo es conseguir que no te destruyan los dados, pues al comienzo de tu turno es cuando te dan puntos (Gloria).

Aquí os dejo el aspecto de la organización inicial de la partida.


Las cartas se dividen en básicas (las 3 de la izquierda), monstruos (6 del medio y la primera de abajo) y hechizos. Casi todas tienen un texto que es lo que las diferencia y que contiene acciones especiales que se ejecutarán dependiendo de lo que te salga en cada dado. Están todas en perfecto inglés, pero se pueden descargar las traducciones y con unas pegatinas todo arreglao, aunque yo me defiendo con el inglés. No son muy complicadas.


Lo bueno del juego es que hay un montón de cartas y hay que escogerlas al azar. Con eso se consigue una aleatoriedad (tooooma palabro) muy grande y hace que las partidas sean muy diferentes entre sí. Básicamente hay varias versiones de cada carta, lo único que hay que hacer es fijarse en el color de los dados de la carta y procurar que no se repitan.

Así que este juego, cuanto más lo juegues, más ventaja tienes, porque nosotros, en la primera partida fuimos un poco al tun tun, leyendo las cartas lo menos posible para no ralentizar el juego. De hecho, y según se puede leer por ahí en los foros, básicamente consiste en cogerte la carta más costosa y así no te equivocas.

Se recomienda utilizar una reglas adicionales que vienen en alguna expansión llamadas Quarmaggedon y que básicamente son dos reglas que le dan más profundidad al juego. Nosotros no jugamos con ellas y nos gustó. Supongo que más adelante quizá sí sean necesarias.


En definitiva, nos gustó el juego. En la primera partida ganó Ramón y alguno de nosotros apenas puntuamos. Pero nos supo a poco, así que echamos una segunda y la cosa quedó mucho más repartida. En esta ocasión, como suele ser habitual, ganó Nino.

Como comentario final puedo decir que aunque existe el azar, tampoco influye tanto. Si no te toca un bicho, te toca esencia y te compras un bicho. Por tanto, la estrategia base es combinar muy bien los hechizos de defensa y ataque, armarte con buenos monstruos que ataque mucho y que te den mucha defensa.

El juego es para 4 jugadores. No he mirado si existe ampliación para más jugadores, pero es fácil que sí. Tan solo hay que meter más dados básicos (con los que empiezas) y punto.

Por ahí existen muchas cartas hechas por los jugones, así que te aseguras unas ampliaciones casi infinitas.

Y por último hacer una crítica a los 50€ del juego. Los dados son una mierda. Joder, algunos están hasta mal impresos. Solo se adivina el número en cuestión con imaginación o leyendo la carta que corresponde. No quiero ni pensar qué ocurrirá cuando ya tengan unas cuantas partidas encima.


Vamos, que con un poco de maña te fabricas un juego tú mismo.

He dicho.

Salu2
Mario

4 comentarios:

  1. Muy buena reseña, aunque no comparto lo del precio. Creo que la cantidad de material (aunque digas que la calidad es mejorable) para mi se corresponde con el precio.

    ResponderEliminar
  2. Buena reseña, aunque discrepo con tus impresiones. Ya se sabe que las opiniones son como los culos.

    A mi el juego me gusta moderadamente, porque la idea original es buena, pero solo si juegas mucho y no necesitas leerte las cartas, cosa que sueles necesitar y hace que el juego se alargue. Y lo del azar, pues es donde menos coincido, porque para mi es determinante. Claro que si no te sale bicho te sale esencia y compras, pero es que los dados que tengas en la bolsa al final de la partida no sirven de nada, así que si no sacas bicho no puntúas, y si no puntúas ya puedes tener la bolsa llena de dragones, que te da igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que leo tu comentario creo que tienes razón. Tras varias partidas ha ocurrido lo que dices. Creo que es hora de utilizar las reglas avanzadas del Quarmaggedon.

      Me ha encantado tu comentario de los culos, je je je

      Gracias por leerme!!

      Salu2
      Mario

      Eliminar