domingo, 13 de enero de 2013

VARIKAS EL MUERTO... HA MUERTO - 11/01/2013


Españoles... Varikas ha muerto!! Así es, por mucho que Nino quiera cerrar los ojos y los oídos, es cierto. Varikas ha muerto. Todo ocurrió el pasado viernes en una rutinaria aventura por las tierras de Terrinoth, concretamente en la primera de las aventuras.

Varikas, muerto, pero de verdad
Todo este cachondeo viene a raíz de la guasas que nos traemos siempre con el Descent. Es un juego que me regalaron por mi cumpleaños hace mil años a petición mía y que lo hemos jugado relativamente poco. Aunque he de decir que siempre que lo jugamos lo pasamos fenomenal.

El caso es que siempre tenemos la misma discusión, la cual comparto amablemente con vosotros. Yo siempre hago de malo malísimo, de Señor Oscuro, vaya, y los demás de héroes. Pero no de héroes cualesquiera, no. Si hubieran sacado una edición especial con 6 personajes nos habría bastado ya que Nino SIEMPRE se pilla a Varikas el Muerto, animal donde lo haya (el personaje, no Nino); y los demás otros variopintos que como mínimo tienen 16 heridas (Trenloe y similares). Y por último tenemos a Isabel que siempre se pilla un mago con muy poca vida al que, para más INRI, los demás la dejan sin armadura.

No hay manera de que pillen los héroes al azar. Al menos, creo yo le daría un poco de emoción al asunto. Con semejante plantilla las partidas siempre se desarrollan igual, Nino a la cabeza seguido de algunos más e Isabel a kilómetros de todos paseando por la mazmorra. Y el resultado siempre es el mismo, muchas bofetadas y victoria aplastante de los héroes, que prácticamente se pasean por el tablero. Vamos, que me aburro un montón como Señor Oscuro. De ahí que el juego, aunque me gusta, nunca le veo la gracia.

El viernes apareció por casa de Antonio nuestra amiga Isabel que amenazaba con irse si no jugábamos al Descent. Así que, a pesar de mis lamentos, lo sacamos. ¿Adivináis quien lo tuvo que montar y repasar las reglas? Premio a quien acierte!!


Bueno, pues hete aquí que el viernes debía haber alguna conjunción planetaria que hizo que las cosas se complicaron y mucho para los héroes.

Para empezar, comenzamos la partida ya un poco tarde, a eso de las 22:45 y nada más comenzar varios héroes, y en especial Nino, pifiaron sus tiradas permitiendo a mis Hombres Bestia y Esqueletos de M... provocar algunas heridas. Sobre todo a Varikas, al cual pronto dejé pegado en una telaraña, cosa que le agrada mucho, je je je.


Posteriormente, la desdichada Isabel se vió convertida en Mono por 3 turnos, pero tuvo suerte y no pude ir a por ella. Eso sí, estaba más "mona"...

La partida se desarrollaba lentamente y los héroes avanzaban zona por zona, "as usual". Sin embargo , al ver que podríamos acabar a las 4 de la mañana, decidimos cerrar las puertas de la parte derecha de la mazmorra. Ana se dedicó a almacenar allí los monstruos vencidos tras las puertas, dando la impresión de que una imensa horda de seres celebraban una fiestuqui en el piso de al lado.


Como hacia la mitad de la partida, tras una visita a la ciudad por parte de casi todos, conseguí acercarme a Isabel y reventar a su pequeño mago. Cosa rara ya que casi nunca consigo llegar hasta ella, pero 3 alascortantes (los monstruos más inútiles en mi opinión) la rodearon y acabaron con ella. Por tanto apareció un nuevo mago aún más fuerte que el primero (lo siento pero no recuerdo los nombres). Perfecto, más carnaza para mí.


Por aquél entonces ya había armas de plata, así que las tiradas cuerpo a cuerpo de los demás héroes hacían estragos en mis monstruitos, pero yo ya conseguí el poder especial que casi me hace ganar la partida y con el que conseguí cargarme a Varikas. Al abrir una nueva zona podía colocar 2 hombres bestia adicionales (para mí los mejores monstruos de toda la partida).

Además, para evitar tentaciones, decidimos ir destruyendo la mazmorra por la partes ya decubiertas, así que el enfrentamiento final ocurriría sí o sí al final de ese pasillo. Allí los esperaba Narthak el Gigante, 2 mantícoras lider, 6 hombres bestia normales y 1 hombre bestia rojo. ¡Venid a por mí!


Los héroes tenían armas de oro y los monstruos estaban muy cabreados, así que podía pasar cualquier cosa.

Así que Varikas decidió ir él solito a por los montruos y fue derrotado por primera vez en estos años. Momento épico donde lo haya. para mí fue como ganar la partida!!

El resto ya fue puro trámite con buenas armas. Entre todos los héroes, en un par de turnos se cargaron al pobre Narthak que tan solo pudo atizar una vez a los héroes con su mazo.


Curiosamente fue Isabel quien le dio el golpe de gracia, así que podemos considerarla como la ganadora. Felicidades!!!



PD: Antonio, tengo una foto tuya tocando la guitarra "muy concentrado" mientras jugábamos. He tenido la decencia de no publicarla hasta que no me des tu permiso, claro ;-)

Salu2
Mario

No hay comentarios:

Publicar un comentario