martes, 9 de octubre de 2012

TIME´S UP - 06/10/12


Muy buenas a todos. Antes de que Antonio me mate, quiero mandar un saludo de parte de Antonio y yo para Patrick que nos sigue desde Alemania. Ale, ya está. Gracias Patrick.

Bueno, el sábado nos reunimos en casa de Antonio con unos amigos a los que hacía mucho tiempo que no veíamos, Marisa y Juan. En principio la reunión no incluía juegos de mesa, pero por sorpresa de todos (sobre todo de mi mujer), Antonio nos sacó este simpático juego.

Es simple como él mismo, al igual que muchos de la marca Asmodee, pero a mi gusto orientado a un mercado adulto.

Se trata de escoger unas cartas, mezclarlas todas y adivinarlas en equipo por turnos en un tiempo determinado. Si la aciertas te quedas la carta. Al final, el grupo que más cartas tenga al cabo de tres rondas gana el juego.



Las cartas tienen dos colores, como casi se puede apreciar en la foto, para poder darle más vida al juego, pero ya os digo que con el mazo base da para mucho. Nosotros aún no hemos abierto dos mazos adicionales y no nos hemos aburrido. 

Para amenizar el juego, hay tres rondas. En la primera tanto el que mira la carta como los que responden pueden decir tantas palabras como quieran. En la segunda, ambos solo pueden decir una palabra y en la última, la más divertida, el que mira la carta solo hace mímica y los demás solo pueden decir una palabra.

Lo original del juego es que siempre se utilizan las mismas cartas que se escogieron al principio, por lo que, aunque parece muy difícil la segunda y tercera ronda, con un poco de memoria se aciertan rápido.

Es un juego divertidísimo, para pasar un buen rato en compañía de cualquier grupo de amigos. Nosotros éramos 6 jugadores, hicimos 3 equipos y estuvimos jugando unos 40 minutos.

Aquí os dejo algunas imágenes que seguramente tendré que quitar en cuanto se vean. Las caras y gestos no tienen desperdicio.




Un juego muy recomendable y barato para pasar el rato (pareado).

Solo se le echa en falta una versión para peques... (de nada Asmodee por la idea). Las cartas del juego tratan sobre actores de cine y personajes universales en su mayoría. No hemos visto diferencia entre las respuestas amarillas y las azules, la verdad. 

Yo me he hecho unas etiquetas con personajes de dibujos y cine para los pequeños y las he pegado en plan cutre que te cagas en una baraja. Bonito no es, pero divertido un mazo. Más aún que con los personajes del juego base. Hemos niños y mayores con esas cartas y también ha resultado muy divertido, la verdad.

Bueno, y hasta aquí el finde.

Salu2
Mario

No hay comentarios:

Publicar un comentario