sábado, 30 de julio de 2016

ODYSSEY - LA IRA DE POSEIDON


¿Te gusta jugar a los barquitos? Bueno, esto es parecido pero con algo más de emoción y estrategia. Un entretenido juego de Devir para toda la familia.

Ficha técnica
Jugadores: 2 - 5 (n) jugadores (se juega en dos equipos)
Tiempo: 30 minutos
Edad: 13+
Mecánica: Memoria / Deducción / Posicionamiento
Analís / Paralís: Bajo
Precio: 32€ aprox
Editorial: ARES GAMES / DEVIR
http://www.devir.es/producto/odyssey/
Autor: Leo Colovini
Dibujos: Francesco Mattioli
Ficha BGG: https://boardgamegeek.com/boardgame/176215/odyssey-wrath-poseidon


¿De qué va esto? (Resumen rápido)

Estamos ante un juego yo diría que familiar, puede jugar casi cualquiera. Los jugadores se dividen en dos equipos, uno representa a Poseidón que suele controlarlo una sola persona, y el otro los navegantes que quieren llegar a la Isla Sagrada. Puesto que hay 4 barcos, lo ideal es jugar 5 personas, pero realmente pueden jugar los que quieran por equipos.

Como si de una partida de barcos tradicional se tratara se coloca un tablero separado por la caja del juego para que los jugadores no se vean entre sí.

La idea del juego es que los navegantes deben llegar al centro del tablero (la isla sagrada) mientras Poseidón juega sus cartas para desviarles de su camino y lograr despistarles, en un total de 11 turnos. Es decir, cada turno Poseidón moverá uno o todos los barcos una casilla de su posición sin que los navegantes sepan realmente a dónde. Los navegantes tendrán que deducir a base de pistas de posicionamiento dónde se encuentran y continuar su rumbo.

El juego es simple, no tiene mucho, pero entretiene. Además tiene fichas adicionales para complicarlo en cuanto empiezas a cogerle el tranquillo.

Bueno, y ahora el resumen ampliado.

Como siempre, la opinión al final.


Caja y componentes

La caja es tipo Risk, para mi gusto enorme para el contenido del juego, pero es que no podían hacer gran cosa debido al tamaño de los tableros que lo condiciona todo. Como mucho podrían haber reducido la altura, pero poco más. Además, como explico más adelante, la caja sirve de pantalla, por lo que el tamaño al final resulta adecuado.



El juego trae 4 tableros impresos por las dos caras (A / B y C / D) para que las partidas sean diferentes. Son de buena calidad, gruesos y resistentes. Además encajan perfectamente en el inserto proporcionando una tapa perfecta a los componentes que se almacenan debajo para que no se muevan.



El inserto tiene los huecos pensados para las fichas, como siempre punto a favor para el diseñador!!

Lo demás son fichas de cartón de buen grosor y calidad 8 barcos de varios colores (rojo, verde, blanco y amarillo)





Colocación inicial

Muy sencilla y rápida. Se escoge un tablero, (A-B-C-D) y se da una copia a cada equipo. Luego se coloca la caja en medio a modo de pantalla y los barcos en las islas de salida representadas con un barquito de cada color, en cada uno de los tableros.

Poseidón coge las 11 fichas de tormentas y ya podemos empezar a jugar.



Mecánica

El juego es tremendamente sencillo. Hay 11 rondas, que corresponden a las 11 fichas de tormenta de Poseidón. Las rondas se dividen en dos turnos, el de Poseidón y el de los Navegantes.

En el turno de Poseidón el jugador que lo controla eligirá una ficha de tormenta. En el modo normal / sencillo hay 2 fichas de los colores de los equipos navegantes (rojo, verde, blanco y amarillo) y tres negras.



Cuando Poseidón escoge una ficha del color de un navegante, por ejemplo el rojo, moverá en su tablero ese barco una casilla en la dirección que quiera sin decir a dónde ha ido y sin que los navegantes lo vean.

Para complicarlo aún más, Poseidón puede jugar una ficha negra con la cual moverá a TODOS los barcos una casilla. Pero nunca puede jugar dos fichas negras consecutivas.

OK, ahora le toca el turno a los navegantes que deben mover sus barcos hacia la Isla Sagrada. Cada navegante (color) dirá en qué dirección mueve su barco y Poseidón moverá dicho barco en esa dirección una casilla.

El problema viene con el tablero de los navegantes, ya que el barco o barcos movidos en el turno anterior por Poseidón no tienen una posición fija.

Por ello, después de mover los barcos, los navegantes preguntarán "qué ve cada barco". Poseidón les dará cierta información sobre su posición describiendo lo que hay en la casilla donde está el barco y en las 8 casillas adyacentes (horizontal y diagonal) pero sin indicar dónde está cada cosa. En el tablero hay islas (rocosas y boscosas) y zonas oscuras (alta mar). De este modo, la información de un barco podría ser:


"Estás en alta mar y ves una isla boscosa", 



o por ejemplo, "Ves la Isla Sagrada y una isla rocosa"

Con esta información los navegantes intentan localizar en su tablero dónde están los barcos y continuar su viaje a la Isla Sagrada.


Fin del juego

Cuando acaban los 11 turnos la partida acaba. Hay varias formas de determinar los ganadores. Si juegas en dos equipos (navegante y Poseidón) si han llegado al menos tres barcos a la Isla Sagrada ganan los Navegantes, pero si solo han llegado dos o menos, gana Poseidón.

Si hay cuatro jugadores en los Navegantes, el que llegue gana. En fin, también se pueden dar puntuaciones y jugar varias partidas... Imaginación al poder!!


Curva de aprendizaje

Nula. En cuanto pasas la primera ronda, ya sabes jugar.


Precio

Sinceramente creo que se han pasado tres pueblos con el precio. Vale que los componentes son buenos y hay 8 miniaturas, pero es que no hay casi material. Me parece un juego muy caro, pero oye, cumple su cometido. Así que si sale a la mesa medianamente puede ser buena inversión.


Variaciones y ampliaciones

El juego añade unas fichas de Monstruos, Bancos de Niebla, Faros y Remolinos para hacer más complicada la partida pero no hay variación. El fin y mecánica es el mismo.

Que yo sepa aún no existen ampliaciones a día de hoy (Julio 2016), pero podrían sacarse más tableros o incluso hacerte los tuyos propios sin mayor dificultad.


Opinión

El juego está bien pensado, muy bien pensado, pero tiene un pequeño fallo. Los barcos siempre tenderán a moverse en dirección a la Isla Sagrada, es decir en diagonal hacia el centro y Poseidón hará normalmente lo contrario. Las posibilidades de perder a los barcos son medianas y dependen de la atención de los jugadores.

Aún no hemos jugado con las variaciones, pero incluso con ellas el juego es muy lineal, los Navegantes se dirigen a la Isla Sagrada que siempre está en el centro y a la misma distancia y Poseidón les alejará de la ruta lo que pueda.

La manera más lógica de acercarse a la Isla es indicar siempre una dirección diagonal hacia el centro. Cualquier otra indicación supone perder avance. El juego solo se pone interesante al final de la partida, cuando te acercas a la Isla Sagrada.

Sin embargo me parece un muy buen juego, con una mecánica original y novedosa, aunque poco caro para lo que incluye, pero si ve mesa puede amortizarse perfectamente. Desde luego las partidas que he jugado lo he pasado bien. 

En cuanto a la edad de juego, indica más de 13 años, pero me parece una pasada. Hombre, hay que estar muy atento de dónde está el barquito en cuestión, pero creo que cualquier chaval de 10 años puede jugar con algo de ayuda.

Pues nada, dicho queda. Con este juego me quedo dando vueltas a la cabeza de cómo cambiarle algo. No sé, quizá cambiando la posición de los barcos, que fuera más aleatoria, o que hubiera más de una Isla, no sé... ¿Alguien comparte esta opinión? ¿A alguien se le ha ocurrido cómo variar esta monotonía del juego?

Aprovecho para desearos un feliz verano y si os montáis en algún barco que Poseidón sea benevolente con vosotros y os haga siempre buen tiempo ;-)

Salu2
Mario



No hay comentarios:

Publicar un comentario