domingo, 10 de abril de 2016

VIENTO DEL NORTE


Fuerte ha entrado este juegazo en nuestra ludoteca. Ya nos hemos echado unas cuantas partidas y cada vez nos gusta más. Parece que el Sr. Teuber ha vuelto a acertar, al menos con nosotros.

¿Te adentras con nosotros en los mares y te explicamos de qué va y qué nos parece? Bienvenido a bordo!!

Si quieres saltarte los detalles, pasa a la opinión al final de la página.

Ficha técnica
Jugadores: 2-4
Tiempo: 60' aunque con 4 jugadores dura 90'
Edad: +10
Mecánica: Memoria / Gestión de recursos
Analís / Paralís: Bajo
Precio: 36€ aprox
Editorial: DEVIR
http://www.devir.es/producto/viento-del-norte/
Autor: Klaus Teuber

¿De qué va esto?

A primera vista puede parecerte un juego de piratas pero no es exactamente así. Representamos a unos marineros / comerciantes que se lanzan a surcar los mares para recoger mercancías, oro y capturar piratas y llevar todo a puerto. Todo ello aderezado con unas sencillas reglas y mecánicas y una producción espectacular con barcos en 3D de lugo. Toda una delicia.

Caja y componentes

Aquí os dejo un casero unboxing de los míos en el que podréis comprobar que el juego viene con un importante compendio de piezas que tendremos que ensamblar para construir los cuatro barcos que serán el tablero de juego de cada jugador.



Nos encontramos ante un juego bien pensado en cuanto a almacenaje se refiere. Todo tiene su sitio, al más puro estilo de Days of Wonder. Una vez destroqueladas todas las piezas (y hay mucho material), no queda mucho espacio en la caja que es de tamaño estándar, como la de Catán.




Los barcos, una vez montados son simplemente espectaculares, con el estilo iniciado por Colt Express, sólidos y preciosos. Todo encaja a la perfección. Si acaso, por ponerle un pequeño (muy pequeño) pero, los cañones son un tanto endebles, pero quedan de P.M.



En cuanto a los demás materiales tenemos unas monedas de cartón (siempre se echa de menos esas monedas de plástico) y unos contratos mercantiles también de cartón que cumplen su cometido perfectamente.



Hay que añadir las materias, piratas y marineros. Todos en material de madera que siempre se agradece. Observad el detalle que os comentaba del inserto separable tipo SmallWorld, un puntazo. Con un tapa, sería un 10.



El alma del juego está en las losetas de mar o navegación, que si bien podrían haber sido cartas perfectamente, han preferido hacerlas de cartón grueso. Como luego explicaré, hay que barajar las losetas muchas veces y se puede pensar que es incómodo de hacer con losetas de un tamaño considerable y grueso, pero realmente funcionan bien.

Arriba los 3 puertos y abajo los tipos de losetas que hay
Y por último un pequeño tablero ni grande ni pequeño.



Solamente un pero. El inserto está muy bien pensado, pero si guardas las cosas sin bolsas y te llevas de paseo el juego, acabará todo revuelto, salvo que lo lleves con sumo cuidado todo el rato en horizontal ;-O

Por mi parte, un 9 al conjunto.

Colocación inicial

Si no se te han desparramado las fichas, empezar es cuestión de 5 minutos como mucho.

Se reparten los barcos y cada jugador recibe 5 monedas de oro, 1 contrato mercantil, 10 cubos de puntuación, 4 marineros azul claro y 4 cañones.

Después hay que coger las 21 losetas de navegación y barajarlas. Se reparten en 3 montones y se le añaden las losetas de puertos una a cada montón. Por último se barajan por separado los 3 montones y a jugar.



Mecánica

Una vez más, el Sr. Teuber nos sorprende con una nueva y original mecánica, que hace de este juego algo original y fresco.

El objetivo del juego es colocar nuestros cubos de marcador en el tablero central. Aquél que lo haga primero gana la partida. No hay puntos, ni cálculos complicados.

La magia del juego está en la original forma de simular la navegación de tu barco. En tu turno el jugador irá descubriendo las losetas de navegación e irán apareciendo diferentes posibilidades; comprar o vender mercancías, encontrar tesoros, atacar piratas, ganar dinero, mejorar tu barco y por fin el puerto. Pero tu viaje tiene límites.

Al principio cada jugador solo puede descubrir 4 losetas, pero según mejora su barco aumentando el valor de sus velas, podría llegar a descubrir un máximo de 6 losetas. Esto es importante porque para poder poner un cubo en el tablero hay que llegar a puerto, es decir, te tiene que salir la loseta de puerto, pero si no te sale, tu turno acaba y las losetas de ese montón se barajan pasando el turno al siguiente jugador.



Pero al principio no te interesará ir solo al puerto, puesto que primero hay que conseguir las mercancías, mejorar el barco o atacar a los piratas.

Si al descubrir una loseta te interesa la acción que hay en ella, puedes ejecutar la acción de esa loseta, por ejemplo comprar una mercancía por una cantidad de monedas. Entonces, y esto es otra de las gracias del juego, los demás jugadores podrán hacer lo contrario que tú, vender mercancías bajo unas determinadas condicione. Esto hace que a veces tengas que pensarte muy mucho si hacer o no una acción, no sea que otro jugador salga muy beneficiado. Si haces 2 acciones en tu turno, el viaje acaba, aunque pudieras seguir descubriendo losetas.

Las acciones usadas se giran 45º. Aquí se han levantado 3 y al realizar 2 acciones, el viaje acaba
Otra gracia del juego es la de atacar a los piratas. Hay losetas que representan un evento. Cuando esta aparece el jugador tira un dado que le dice si ha encontrado un tesoro (una moneda) o la fuerza del barco pirata al que se enfrenta. Si te enfrentas al barco podrás tirar otro dado tantas veces como cañones tengas, así que cuantos más cañones, más fácilmente podrás derrotar al barco pirata. También puedes contratar un marinero que te ayudará a disparar mejor.



Si no vences al barco pirata, tu turno termina de inmediato, pero si le ganas, consigues capturar un pirata que va a tu barco y que podrás llevar al puerto que lo demande en ese momento.

De esta forma los jugadores tiene que estar atentos a qué losetas salen en cada montón y tener algo de memoria para saber qué montón explorar dependiendo de qué mercancías quieran comprar / vender, o a qué piratas atacar.

Bueno, y ¿cómo colocamos los cubos para ganar?

El sistema de colocación de los cubos en el tablero hace que los jugadores tengan que estar en constante carrera y cálculo de rondas.

El tablero central se divide en 3 columnas que representan las mercancías, piratas y monedas de oro que debemos entregar para poder depositar un cubo en dicha columna. Lo que ocurre es que hay que colocar los cubos en orden, de abajo a arriba. De esta forma hay que ser rápido para que otro jugador no coloque el cubo antes que tú.

En la base de cada columna hay un puerto que tiene una casilla. En esa casilla se podrá colocar un cubo cuando en esa columna tengas la mayoría de cubos tuyos. Por ejemplo, si eres el primero en colocar un cubo en una columna, colocas 2 cubos, uno en el objetivo cumplido y otro en el puerto. Si hay un empate en número de cubos en una columna, entonces el cubo del puerto hay que quitarlo. Esto produce bastante emoción en el juego y obliga a los jugadores a estar muy atentos.



Por último hay dos lugares más donde colocar cubos. A la derecha de las columnas vemos otra vez los puertos y, debajo de ellos, cuatro casillas de los cuatro colores de los jugadores. Esa casilla se podrá cubrir con un cubo cuando el jugador tenga al menos un cubo en cada columna. A diferencia de las casillas de los puertos, estas casillas pueden ser ocupadas por todos los jugadores, es como una carrera a ver quién consigue poner un cubo en cada columna.

Debajo de estas casillas hay otros cuatro casillas bajo la imagen de los marineros. Al igual que la anterior, cada jugador podrá poner un cubo ahí, cuando haya obtenido los cuatro marineros.

Hay algunas cosas más que me dejo en el tintero, tampoco muchas, pero bueno, para eso están las instrucciones ;-)

Fin del juego

Ya lo he comentado antes. El primero en colocar sus 10 cubos en el tablero gana (8 con 4 jugadores)

Curva de aprendizaje

Bueno, es un juego que se tarda un ratillo en explicar y puede parecer complicado ya que tienes que acordarte de muchas cosas, sobre todo qué es lo que hace cada marinero y no olvidarte de utilizar las acciones contrarias de tus compañeros.

En un par de rondas se aprende perfectamente a jugar.

Parece un juego sencillo y lo es, pero tiene mucha estrategia una vez sabes jugar.

Precio

Alrededor de 35€, sinceramente me parece justo. Los materiales son de excelente calidad y el juego pisará la mesa muchas veces, tanto con jugones como no jugones.

Variaciones y ampliaciones

Que yo sepa no hay todavía ninguna (abril 2016), pero es uno de esos juegos que fácilmente se pueden ampliar con más losetas, más jugadores, etc... Dependiendo de la acogida habrá que ver si se atreven a hacerlas.

Desde luego potencial tiene para rato. Con cambiar las losetas y añadir más casillas al tablero puedes complicarlo hasta el infinito, pero tal y como está es perfecto para no iniciados.

Opinión

Este juego nos ha encantado a mi grupo de amigos y a mí personalmente también. Klaus Teuber ha vuelto a dar en el clavo con un juego sencillo y muy original.

Es muy difícil encontrar juegos con mecánicas diferentes y este la tiene. Es evidente que tiene un importante factor de azar con las losetas, pero esa es la gracia del juego. Si no te gusta el azar, este juego puede sacarte de quicio si no tienes algo de suerte. Pero por contra tiene cierta estrategia.

El juego está muy bien equilibrado. En las partidas que hemos jugado, se ha decidido en un emocionante final en busca del puerto. Y el resto de jugadores no han quedado muy atrás.

El juego crece poco a poco. Al principio va todo muy despacito, cosa buena para aprender a jugar y, poco a poco tu barco se hace más poderoso contra los piratas, empiezas a conseguir llevar mercancías, vas descubriendo más losetas... hasta que al final es una carrera final a ver quién termina antes. Es tan entretenido que en nuestra última partida que éramos cinco personas, la que se quedó fuera se lo pasó pipa viendo cómo luchábamos para conseguir los objetivos.

El tiempo de espera entre turnos es pequeño. Además, como en el turno de otros a veces puedes hacer cosas te obliga a estar atento todo el rato. Este tipo de mecánicas me encantan. Si hay algo que odie de los juegos es precisamente el estar esperando a que el otro haga algo.

En resumen creo que es un juego redondo, muy ligerito y sencillo. Desde luego no te vas a romper la cabeza con él, así que si buscas algo sesudo, búscate otro juego.

Lo recomiendo encarecidamente como regalo a preadolescentes, para jugar con la familia o para pasar un rato sin que te duela la cabeza.

Uf, peazo reseña más larga he hecho. ¿De verdad te lo has leído todo?

Eres un lobo de mar!!

Ale, hasta otra.

Aquí os dejo una foto de mi playa favorita. Me la imagino con los antiguos piratas llegando a ella...



Salu2
Mario

sábado, 9 de abril de 2016

Listado de reseñas



Muy buenas, a petición popular he incluido una pestaña en el Blog con un listado ordenado de las reseñas hechas a los juegos para que os sea más fácil encontrarlos.

En breve, nuevas incorporaciones y novedades (si tengo tiempo, claro)

Salu2
Mario