sábado, 26 de marzo de 2016

DESTROY BCN!!


Hace bien poco ha llegado a mis manos este juego editado por GDM (Guerra de Mitos), los cuales me han hecho llegar una copia muy amablemente. Así que antes de nada, gracias por contar conmigo y mi grupo de amigos. Es la primera vez que alguien se brinda a darnos esta oportunidad, esperemos estar a la altura.

Como seguramente sabéis. hasta la fecha estaban editando juegos de cartas, pero si no me equivoco, este es el primer juego de tablero que editan. ¡Animo chicos! Viva la producción nacional!!

Como siempre, la opinión al final de la reseña ;-)

Ficha técnica
Jugadores: 2 - 4
Tiempo: 30'
Edad: >8
Mecánica: Memoria / Matemáticas
Analís / Paralís: Bajo
Precio: 23€ aprox
Editorial: GDM (Guerra de Mitos)

¿De qué va esto?

Bueno, el texto es bastante explícito, el juego consiste en destruir Barcelona. Tanto la gráfica como la temática nos recuerda al principio a King of Tokio, pero se trata de un juego muy muy diferente.

Representamos a unos malvados monstruos cuyo objetivo es acabar con la ciudad y/o con los demás monstruos que también quieren cargarse la ciudad. Básicamente es una "carrera" por destruir la ciudad ganando el monstruo que más destrucción acumule y que menos golpes reciba tanto de los demás monstruos, como de los ejércitos que protegen la ciudad.

Caja y componentes

La caja tiene un tamaño mediano, igualita que la de Ciudad Machicoro, es decir más pequeña que Catán con aproximadamente un poco más de la mitad de todas sus dimensiones, aunque debo decir que sobra bastante espacio. 



Aquí os dejo un unboxing muy casero.



Lo que más llama la atención sin duda nada más abrir la caja es el tablero. Es de lo más original. Como podéis apreciar en la foto tiene un tamaño minimalista y en relieve!! Sí, en relieve. Tiene un retractilado con cuadrículas en relieve, veremos más adelante porqué. El retractilado deja ver los dibujos del tablero que tiene dentro y que representa a la ciudad de Barcelona, con detalles de algunos de sus barrios y edificios singulares.



A continuación encontramos cubitos de plástico, muchos cubitos, 87 para ser exactos. Sinceramente nos los he contado, me fío en este caso ;-) y también con 12 meeples de 3 colores. Para mi gusto echo de menos siempre algo de madera pero es un tema personal. 



Cuatro dados de colores y cinco bolsas bastante chulas.


Por último tenemos 8 cartas de monstruos con unas ilustraciones súper graciosas, obra y gracia de Pepe Boada y Siscu Bellido, que nos recuerdan inevitablemente a King of Tokio, como ya dije. Pero vamos que ahí queda toda la similitud. Estas tarjetas son de un cartón grueso y resistente.


Por último un folleto de instrucciones que es un A4 doblado por la mitad, no puede ser más sencillo. Eso sí en varios idiomas (Español, Inglés, Alemán y Francés)

Colocación inicial

El juego se monta muy rápido, un par de minutos. Se coloca el tablero en la mesa o en la propia caja para darle un poco más de "cuerpo" y se rellenan todas las casillas con un cubito. Después, según el número de jugadores se colocan de 2 a 4 dados en las casillas de salida, según se indica en las reglas.



Cada jugador recibe un monstruo al azar o a su elección, como más os guste. Cada monstruo tiene una habilidad especial que no viene escrita en la tarjeta, punto a mejorar en próximas ediciones, y que hay que consultar en las instrucciones. No tiene mayor importancia pero poco hubiera costado añadir unas líneas o unos iconos en la tarjeta.



Por último se meten en la bolsa negra los meeples, se entrega una bolsa a cada jugador y se meten 10 cubos en ella y ya podemos empezar.

Mecánica

Bueno, pues estos señores han innovado bastante creando una mecánica poco usada en los juegos de mesa y que le da ese punto original.

Nuestro monstruo está representado por un dado, sí por un dado. El valor que indica la cara arriba en ese dado es la fuerza que en ese momento tiene el monstruo y además es el número de casillas que podrá moverse.

El juego es súpersencillo de entender. Como me descuide escribo más que las propias instrucciones ;-)

En nuestro turno tenemos que hacer dos cosas:

1.- Mover el monstruo y atacar si es posible

Para mover el monstruo, como he comentado antes, podremos desplazarnos por el tablero en línea recta, un número máximo de casillas como indica el número que tiene el dado. En nuestro recorrido podremos hacer un único giro de 90º o pararnos si llegamos a un monstruo, un ejército o saldríamos del tablero.

Lo original es que al movernos hay que rotar el dado en la dirección que nos movemos, cambiando el valor del dado. Por ello es muy importante calcular el número que nos quedará al finalizar el movimiento, cosa nada fácil al principio, pero que luego ya le vas cogiendo el truco.

Si un monstruo entra en una casilla con un cubo, se lo queda y lo mete en la bolsa del jugador que lo controla.


En la imagen de abajo he movido el dado rojo 2 casillas hacia arriba y por tanto se lleva 2 cubos a su bolsa.



Si el monstruo no completa su movimiento porque la casilla a la que llega está ocupada por un monstruo o un ejército, se produce un ataque.

Si atacamos a un ejército, hay que ver si el valor del dado es mayor o igual que el valor de fuerza del ejército. Mira, estos sí se defienden, qué cachondos. Si es mayor o igual el ejército es derrotado y va a tu bolsa. Si no lo es, pues te paras y ya está.

Los ejércitos tienen la siguiente fuerza:

Infantería - meeple verde - 1
Blindados - meeple marrón - 2
Aviación - meeple azul - 3


El jugador amarillo avanza 2 casillas hacia el ejército marrón y al llegar a él lo destruye pues tiene un 6 de fuerza frente al 2 de fuerza del ejército marrón.


Si atacamos a un monstruo, el jugador debe sacar de su bolsa tantos cubos como indique nuestro dado y devolverlos a la caja. No hay posibilidad de defensa, así de chungo es el tema. Si te quedas sin cubitos en la bolsa el juego acaba, y tu posibilidad de ganar también, je je.


Aquí el jugador verde mueve su dado una casilla hacia abajo ganando y cubito y queda al lado del rojo. Después continuaría su movimiento hacia el dado rojo cambiando de dirección 90º. Como no puede continuar, lo ataca con una fuerza de 3. El jugador rojo pierde 3 cubitos.



2.- Colocar o mover dos ejércitos (meeples)

Mientas haya ejércitos en la bolsa negra, tienes que colocar dos ejércitos sacados al azar en el tablero. No podrán estar adyacentes a un monstruo ni en una casilla con un mosnstruo o un ejército. Aquí acaba tu turno.

Si no había ejércitos en la bolsa, entonces hay que mover los ejércitos. Los ejércitos son como los monstruos, se mueven tantas casillas como su fuerza y atacan a los monstruos de igual manera que los otros monstruos. La buena noticias es que no vas a poder perder más de 3 cubitos ;-)

Fin del juego

El juego puede acabar de tres formas:

No quedan ejércitos en la bolsa y quedan 3 o menos ejércitos en el tablero
No quedan cubos en el tablero
Un jugador ha sido eliminado

En ese momento se sacan los cubitos y los meeples de las bolsas y se cuentan los puntos de cada jugador. Cada cubito vale un punto y cada meeple el valor de su fuerza.

Curva de aprendizaje

Las reglas se aprenden en un pis-pas, es realmente sencillo, sin embargo dominarlo ya es otro cantar. Tiene bastante estrategia y puede llegar a ser todo un desafío.

Precio

Por ahí lo puedes encontrar por 22,50€, que considerando los precios de los juegos actuales no está nada mal. Lo considero justo.

Variaciones y ampliaciones

Acaba de nacer, no querrás que ya haya ampliaciones... 

En cualquier caso siempre se pueden sacar nuevos monstruos o tableros más grandes o adicionales. Seguro que alguna expansión se sacarán de la manga.


El juego es muy muy original y sesudo. Aparentemente parece muy sencillo pero no lo es en absoluto. Hay que tener mucho cuidado con los movimientos del dado y cómo poner y mover los ejércitos para bloquear y eliminar cubitos al contrario.

La idea del juego me parece genial y el juego me ha gustado pero me voy a atrever a hacer algunas sugerencias que a mi entender podrían mejorarlo. Insisto, el juego está perfecto, sin fisuras, solo se trata de aspecto visual. 

El tablero me parece muy pequeño, entiendo que las dimensiones de los dados condicionan el mismo, pero si se utilizaran dados más grandes, el tablero sería más grande, ganando mucho en aspecto visual.

Soy muy friki. Me hubieran gustado una personalización mayor de los dados, no sé, alguna garra en lugar de puntos o algo así. Lo mismo digo de los meeples. Representan perfectamente a los ejércitos pero quizá un soldado, un tanque, un avión, estarían mejor.

En fin, el juego me ha gustado mucho, sobre todo la nueva mecánica y el precio me parece muy bien. Ocupa poco espacio y es fácil de montar. No dura mucho y pica bastante. 

En definitiva una buena elección para completar tu ludoteca y jugar con mecánicas diferentes a las ya conocidas.

Una vez más quiero agradecer a GDM que me hayan cedido su juego para probarlo. Sin lugar a dudas hay que apoyar a las empresas españolas editoras de juegos que con mucho valor se lanzan a este mercado monopolizado por nuestros amigos alemanes.

Enhorabuena GDM, os ha salido un juego de mesa muy original y que da un soplo de aire fresco al mercado.

Salu2
Mario

No hay comentarios:

Publicar un comentario