miércoles, 20 de mayo de 2015

CIUDAD MACHIKORO - 20/05/15



Muy buenas de nuevo!! Hacía mogollón que no escribía y tengo pendientes algunas entradas. Por ello, hoy que he sacado un ratillo, os presenta una reseña sobre este entretenido juego.

Me lo recomendó Héctor de la tienda de Generación X Carranza y la verdad es que tenemos que agradecérselo. Ha cumplido con creces las expectativas.

¿De qué va esto?

Se trata de un juego de cartas la mar de sencillo con las que irás construyendo edificios de una ciudad (Machi Koro), los cuales te proporcionarán monedas con las que compras más edificios hasta que un jugador construya 3 construcciones especiales, ganando el juego.

Caja y componentes

Aunque la caja es más grande de lo necesario, debo decir que no me parece exagerada y el interior está muy bien estructurado para poner todos los componentes cada uno en su sitio.

La versión que compramos incluía la expansión El Puerto, con la que aún no hemos jugado, y cabe perfectamente en uno de los departamentos de la caja.


Nosotros lo hemos distribuido así:

Arriba a la izquierda y arriba a la derecha los edificios básicos del juego.
Abajo a la izquierda los edificios especiales de los jugadores con las monedas debajo.
Abajo a la derecha, la expansión de El Puerto
Dados en su sitio (era lo más fácil, je je je)

Los componentes son tres; cartas, monedas y dos dados.

Las cartas son plastificadas de calidad normal, ni muy buenas ni muy malas.

Los dados son también normales, nada del otro mundo.


Pero las monedas son de cartón, un poco cutres, pero ayudan a no encarecer el juego y total, tampoco se necesita mucho más, así que, correcto.


Colocación inicial

Es uno de esos juegos sencillos de preparar, como a mí me gusta, sin tablero ni leches. Sacas las cartas, las ordenas por precio y las colocas en montoncitos. Repartes las cartas iniciales a cada jugador que son iguales para todos, así como los edificios especiales y a jugar!!


Mecánica

Cada jugador comienza con las mismas cartas, que son las que aquí os pongo y 3 monedas.



Las cartas superiores son las construcciones especiales. Cuando un jugador consigue construirlas gana la partida.

La mecánica se basa en tirar dados y comprar cartas (edificios) para hacer crecer nuestra ciudad y utilizar las acciones impresas en ellas. Según avanza el juego, nuestra ciudad va siendo más poderosa y nos irá dando más acciones y monedas. De este modo el juego controla muy bien el factr del azar de los dados con la estrategia de comprar las cartas.

En cada turno el jugador tira un dado y por ejemplo saca un 1. Entonces todos los jugadores que tengan una carta con un 1 en la parte superior activarán el efecto de su carta. En este caso todos reciben una moneda de la reserva.

Si hubiera salido un 2, solo el jugador que tira el dado recibe la moneda.

Y si hubiera salido otro número, quien tuviera una o varias cartas con el número podría realizar su acción.

Bueno, ¿y las monedas para qué valen?

Pues para comprar las cartas. En la parte inferior izquierda aparece el coste de cada una. De esta forma en tu turno básicamente haces dos cosas; tiras el dado y luego compras cartas.

¿Pero cómo puedo utilizar cartas de valor mayor de 6 si solo tiro un dado?

Cuando activas / pagas la carta inicial especial de estación de tren (4 monedas) ya puedes tirar si quieres dos dados, pudiendo activar cualquier carta. Lo que ocurre es que entonces tienes que decidir antes de tirar si juegas con 1 o 2 dados. Si juegas con 2 dados, por probabilidad los números más probables serán el 5,6,7,8 y 9, como en el Catán.

Así que la estrategia está servida. Ahora solo queda apostar qué cartas coger, ir sumando monedas, robando a los contrarios y pasarlo en grande ya que muchos efectos ocurren a varios jugadores a la vez. La diversión está asegurada, puedo garantizarlo.

Fin del juego

Bueno, ya lo he dicho, cuando un jugador construye / paga las cuatro cartas iniciales, gana el juego.

Curva de aprendizaje

Si no aprendes a jugar a este juego en 5 minutos, mejor ponte a ver la televisión.

Precio

Por unos 25€ o menos, lo tienes todo para ti.

Hombre, me parece un pelín caro, pero tampoco tanto. Creo que es aceptable.

Variaciones y ampliaciones

El juego en la edición actual ya trae una ampliación, la de "El Puerto" que añade una carta inicial especial y varias cartas más con acciones adicionales bastante chulas.

Supongo que en breve contaremos con más ampliaciones, aunque espero no se convierta en un Dominion que murió de éxito. Con tantas ampliaciones que compramos ya no jugamos nunca al no saber qué cartas poner.

A mí me parece que el juego básico está perfecto y con la ampliación de El Puerto no te aburrirás en muuuucho tiempo.

Opinión

Me parece un muy buen juego, de esos que ven mesa muy fácilmente. Es un juego bien simple, de hecho, lo hemos jugado con los niños y les encanta. El más pequeño tiene 7 años y juega perfectamente. Jugado con mayores tiene cierta estrategia.

Lo mejor del juego y que yo valoro mucho en todos, es que los turnos son muy rápidos, por lo que nunca te quedas atrancado y además, a veces juegas aunque no sea tu turno, por lo que estás muy metido en la partida.

Permite interacción (puteo) con los jugadores, pero sin llegar a tener que tirar nada a la cabeza del compañero.

Para mí, este juego se merece un 9 como mínimo.

Altamente recomendable para tu ludoteca e imprescindible como regalo para algún sobrino de 8 a 12 años.

Hasta la próxima

Salu2
Mario