domingo, 7 de julio de 2013

CATAN 3D VERANIEGO - 04/07/2013


Calor, mucho calor en la terraza de Antonio. La temperatura a última hora de la tarde era de más de 40º, una pasada. Así que, pese a la insistencia de Ana que se empeñaba en salirse a la terraza con la justificación de "no se está tan mal..." decidimos cenar con aire acondicionado y posponer la partida hasta que el sol se hubiera ido y el aire empezase a correr.


Una vez la temperatura se normalizó alrededor de los 30º salimos a la terracita y dispusimos el tablero del Catán 3D al azar, como mandan los cánones. En esta ocasión coincidieron varios puertos con sus respectivos terrenos, lo que suponía una estrategia de colocación clara desde un principio.


No haré más comentarios al respecto de lo mal que se ven los números, las carreteras que no se ven, etc, etc... No hay manera, siempre acabamos jugando a este. Hombre, es chulo y todo eso, pero no lo trago, vaya.

Siempre jugamos a la ampliación de Ciudades y Caballeros, pero también con reglas caseras. No podemos cambiar recursos por cartas de mercancía (monedas, papel o tela) con lo que hacer una Catedral es misión imposible. Yo no lo entiendo, pero mis colegas se empeñan en jugar así, ¡Qué le vamos a hacer!!




Como novedad decir que introdujimos una variante casera llamada "el miserable" que consiste en que si no te toca nada en ese turno y no ha salido un 7, te llevas una moneda. En tu turno, por 3 monedas puedes comprar el recurso que quieras.

Me tocó el último pero me coloqué muy bien. Antonio fue el primero y sufrió de lo lindo al igual que Ana, que pronto se vieron encerrados. Ana y yo tuvimos una bonita guerra por tener más caballeros que nadie en el tablero y al final solo sirvió para que nadie se llevara un solo punto por ellos.

Ramón tuvo un crecimiento muy rápido y pronto se plantó en 12 puntos con la carretera más larga, pero en un golpe de efecto, conseguí montar una Catedral y quitarle la carretera más larga a Ramón, ganando la partida. Eso sí, tras haber estado llorando y protestando amargamente por la regla de no poder cambiar recursos por mercancía, je je je.

Así que me dieron el título de llorón y cerramos el chiringuito hasta la siguiente semana, que al día siguiente había que currar!!


Hasta otra!!

Hidrataros mucho que vienen olas (de calor) :-)

Salu2
Mario

viernes, 5 de julio de 2013

ARKHAM HORROR - 29/06/13

Llega el verano y con él las vacaciones. Cada vez hay menos gente con quién jugar y me tengo que empezar a buscar las castañas para "engañar" a alguien. Así que el domigo 29, desesperado ya, llamé a Ramón y le propuse que se subiera a mi casa a jugar al Arkham conmigo y con Oscar. A eso de las 17:00 apareció por casa y ya le tenía preparado todo el tablero, con cerveza incluida, y a falta de escoger los personajes y el Primigenio.


Como ya habíamos jugado algunas veces y nos sentíamos envalentonados, escogimos al azar los personajes y el Primigenio. Curiosamente me salió mi personaje habitual, el Mago, pero decidí cambiarlo pues siempre había jugado con él. Así que, tras una segunda ronda, los personajes que utilizamos fueron Kate Winthrop (Mario), Hermana Mary (Oscar) y Jenny Barnes (Ramón). Como veis un perfecto trío al estilo de los Angeles de Charlie, a excepción de la Hermana Mary, claro.




Y llegó la hora de saber a quién nos enfrentábamos. Podía ser cualquiera... la tensión se mascaba en el aire... bueno, más bien el calor; se me había olvidado poner el ventilador :) Je je je.

Con todos ustedes... Nyarlathotep, el monstruo de las mil máscaras.


Bueno, no es de los peores, creo yo. Es más, debo decir que nos resultó hasta sencillo. Las cualidades especiales de este bicho es que añade varios monstruos al juego. A mí esto no me parece un problema, todo lo contrario. Además, en la lucha final todo depende de las fichas que tengas de pista. El bicho en cuestión va restando fichas de pista a las que tuvieras y si no te quedan... eliminado! El problema es que a cada turno de la lucha final, aumenta la dificultad para superar la prueba y que no te quiten fichas.

En fin, nos dispusimos a jugar y rápidamente nos fuimos al almacén para adquirir armas u objetos mágicos. En pocos turnos ya éramos unos máquinas y los monstruos empezaban a caer.

Yo me dediqué a cerrar portales y esquivar monstruos que era mi mejor opción, ya que me salió una habilidad que me sumaba +1 a las tiradas de Evitar y una carta que hacía lo mismo, así que era prácticamente invisible. De hecho, no recuerdo matar más que a un monstruo que me lo cargué por puro gusto, je je je. Con tanto portal aproveché para bendecirme. 

Ramón estaba podrido de dinero. Entre que su personaje recibía 1$ cada turno y que además se hizo Comisario, recibía cada turno 2$. Pero tuvo mala suerte con los portales y se perdió en el espacio y en el tiempo alguna que otra vez. No obstante consiguió cerrar algún que otro portal.

Oscar deambulaba por el tablero recogiendo pistas hasta hincharse. Además le sonreía la suerte. Por si fuera poco encontró una escopeta con la que era prácticamente invencible.



Pero entonces las cosas se pusieron un poco feas. De repente el nivel de Terror se descontroló y nos cerraron el almacén. A esas alturas el Primigenio ya tenía 9 ojos abiertos y solo quedaban 2 para que despertara. Teníamos que decidir si jugábamos a cerrar portales o a recoger fichas de pista para prepararnos en la lucha final. Decidimos prepararnos.

Pero entonces, a falta de un solo ojo, Oscar fue acorralado por 3 monstruos...


Pero se las arregló muy bien y consiguió cargarse a los tres bichos con bastante acierto.

Las cartas de Mito nos sonreían pues nos dieron 3 turnos en los que solo salieron oleadas de monstruos y no se abrió ningún portal. Esos turnos los aprovechamos para bendecirnos los tres e intercambiarnos las fichas de pista.

Y por fin despertó el bicho... Y le ganamos, con bastante facilidad.


Bueno, la verdad es que (como siempre) hicimos trampas sin querer. En esta ocasión debido a que Ramón ya había recibido el segundo ultimátum de su señora esposa para que regresara a casa y eso es mucho peor que Nyarlathotep, je je je. Además, mi parienta también había regresado a casa y me miraba con esa mirada que solo tu esposa te puede dedicar.

Se nos olvidó tirar el dado para ver si perdíamos la bendición. Así que le metimos un mogollón de leches al bicho de forma muy gratuita, je je je.

En cualquier caso, las 3,5 horas de juego se me pasaron volando, de verdad. Nos lo pasamos genial y los tres nos miramos como diciendo... ummm esto va a haber que repetirlo ;-)

Bueno, pues hasta aquí este humilde resumen post-partida un tanto retrasado. Espero que te haya gustado.


G A M E   O V E R   N Y A R L A T H O T E P

Salu2
Mario