sábado, 23 de marzo de 2013

DADOS ZOMBIE - TARDE DE JUEGOS - 22/03/2013


Bueno, hoy voy a hablar de Dados Zombie y de la tarde de juegos del pasado viernes que, a lo tonto, resultó de lo más entretenida. Subía a casa de Antonio como cada viernes, pero antes me pasé por Generación X por puro impulso para comprar el Dados Zombie y ya que el Pisuerga pasa por Valladolid, se me antojó regalarle a mi ahijada el Hanabi, a ver qué tal.

Una vez en casa de Antonio, a eso de las 19:30 resulta que había venido Susana con su niña Clara y el ambiente andaba revuelto ya que estaban con ropitas y demás. Dejé el Dados Zombie encima de la mesa al igual que el Hanabi y Nino me preguntó que de qué iba el Dados Zombie, así que lo abrí y se lo expliqué. Al minuto teníamos a las dos niñas de la casa diciendo que querían jugar, que qué era eso, que como mola... en fin, que sin quererlo ni beberlo lo probamos.

Es un juego ultrasencillo y sorprendentemente divertido, que jamás hubiera pensado que pudiera funcionar con niños, pero mira por donde que nos gustó a todos. Para más referencias deciros que las niñas tienen 9 y 7 años y tardaron en aprender menos de un minuto. Es decir, que cualquiera puede jugar.


Lo que veis en imagen es todo lo que ocupa el juego, 13 dados, un cubilete y las instrucciones que caben en el cubilete, y sobra medio cubilete!!! Transportable 100%, ligero y divertido. Me ha sorprendido.

Lo conocía bien del iPad donde hay una versión gratuita, sí gratuita, que suple perfectamente al juego, pero qué quieres que te diga, por 10€ que cuestan los daditos, como que me moló y no me arrepiento, lo prefiero al iPad. Me decidí a comprarlo para decidir quién es el primero en los juegos y le auguro buen futuro.

Tiene cierta estrategia, ya que el juego se basa en arriesgar sin pasarse. El objetivo es acumular cerebros hasta un total de 13 o más. Para ello cada jugador tira 3 dados que coges al azar del cubilete y puede salirte en cada uno de ellos un cerebro, un disparo o unas pisadas.



Dejas en la mesa los cerebros y disparos que te han salido y decides si te plantas, sumando los cerebros a los conseguidos en sucesivas rondas. Si decides volver a tirar tienes que coger los dados en los que te hayan salido pisadas y añadir los que falten hasta 3 del cubilete, repitiendo hasta que te plantas. 

El problema viene cuando te salen 3 disparos. Entonces debes pasar los dados al siguiente jugador y no sumar los cerebros que hubieras conseguido.

Simple y divertido (para un par de partidas, claro). Además no tiene límite de jugadores, más allá de los que quepan en un papel para apuntar las puntuaciones, je je je.

Como veis en la imagen hay 3 dados rojos, 4 amarillos y 6 verdes. Todos los dados tienen 2 pisadas, pero los rojos (más peligrosos) tienen 3 disparos y 1 cerebro, los amarillos 2 cerebros y 2 disparos y los verdes 3 cerebros y 1 disparo. Con ello se añade un cierto punto de riesgo al tener que decidir si arriesgarte o no tirando los dados que te quedan en el cubilete. A los niños les cuesta un pelín entenderlo, pero al rato ya lo pillan.



Y poco más que decir de este sencillo juego que me ha sorprendido muy gratamente. No esperéis un juegazo pero puede arreglaros una tarde aburrida y entretener a adultos y mayores.

La tarde continuó con el Hanabi, del cual haré una reseña más adelante y por último y ya solo con mayores, partidaca al Alhambra. GANE YO!! - NOTICION!!!



Salu2
Mario

2 comentarios:

  1. Yo lo he catado en iPad con el zombie babeando, jejeje. En solitario te aburres pero pillando el modo completo permite varios jugadores humanos, que es mucho más entretenido si vas a echar el rato y no tienes a la mano otro juego de dados.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario.

      Yo también lo tengo en iPad y a veces he jugado con jugadores reales, pero sigo prefiriendo el juego físico. No sé, el iPad es una solución pero le quita el encanto.

      Algún día sacaré una entrada acerca de esto.

      Salu2
      Mario

      Eliminar