domingo, 31 de marzo de 2013

LA ISLA (THE ISLAND) - 24/03/2013


Hola a todos. ¿Qué tal esa Semana Santa? Espero que tan fructífera o más como la mía. Con tanta lluvia y mal tiempo, seguro que más de uno ha sacado juegos nuevos o antiguos y se ha echado más de una partidaca, je je je. En mi caso, todo empezó el domingo 24 cuando recibimos la visita de Raquel e Iván, los cuales se trajeron el juego La Isla (The Island) y El Rey de los Enanos y que me los han dejado toda esta semana.

Comenzamos la sesión sacando La Isla. Este juego se lo regalaron a la parejita en su boda previa recomendación mía y, sinceramente, acerté. Ellos lo han jugado varias veces a dos jugadores (es lo que tiene vivir en pareja sin niños) y tenían ganas de probarlo con 3 ó 4 jugadores. Mi mujer no es de las que se animan a jugar, pero en este caso hizo un pequeño esfuerzo y nos pusimos a probarlo los cuatro.


El juego es un remake de un juego muy antiguo llamado Escape from Atlantis, que además conocía por los juegos de ordenador de Sean O´connor, pero al cual nunca llegué a jugar. Hoy me arrepiento, cuántas partidas me habría echado :-(

El objetivo es sacar a unos infelices que viven en la isla y llevarlos a tierra cercana, antes de que entre en erupción y acabe con todo. El problema es que no estamos solos. En la isla hay más gente, de los otros jugadores, que lucharán por llevar a los suyos a tierra y, si para ello hay que sacrificar a alguien, pues casi que ese puedes ser tú. Para llegar a tierra puedes ir nadando o en barca, pero ninguno de los dos métodos es muy recomendable, ya que según avanza el juego van apareciendo tiburones, ballenas y serpientes de mar que se comerán a los náufragos, destrozarán las embarcaciones o ambas cosas.

El diseño, tablero y componentes está muy bien cuidado. El juego es muy vistoso y ya sabemos que los juegos bonitos son más fáciles de digerir. 

Aquí os dejo un detalle de los náufragos, que como veréis tienen números en la base. Esos serán los puntos que sumaremos al final de la partida.


Bueno, ¿cómo se juega a esto? ¿es difícil? ¿dura mucho? Para nada, está chupado y se juega rápido.

Lo primero es montar el tablero. Esta es una de las ventajas del juego, que nunca es igual. Hay muchas losetas de terreno de 3 tipos. Por un lado las de arena, por otro las de selva y por último las de piedra. Las colocaremos al azar o con alguna configuración chula que se nos ocurra!

Una vez montado el tablero, los jugadores colocan a sus náufragos en orden uno por uno por todas las casillas del tablero. Es medianamente importante elegir bien dónde colocas al muñequito ya que la isla se irá hundiendo poco a poco y las primeras losetas en desaparecer serán las de playa, luego las de selva y por último las de piedra.

Por último, una vez colocados los menganitos, se colocan las barcas, dos por cada jugador. Y ya estamos listos para jugar. El queso del fondo de la imagen es opcional y no viene con el juego, aviso.

Ah, importante, no puedes volver a mirar el valor de cada menganito. Buena memoria!!


¿Colorido eh? Bien, ahora es cuando se suceden los turnos. En cada uno de ellos un jugador tiene 3 puntos de movimiento para mover a sus menganitos o cualquier barca. Puede mover un menganito o barca 3 losetas o repartir el movimiento. Por ejemplo, moviendo dos menganitos adyacentes a una barca en la orilla y mover la barca una loseta hacia tierra, dejando a los demás gritando... no te vayas, vuelveeeee!!!

Ah, otra cosa, los menganitos solo mueven una loseta en el agua, así que cuidado con caer al agua!

Si te fijas en la siguiente imagen, el jugador rojo y el amarillo han emprendido la marcha a tierra en solitario.


Bueno, después de mover los menganitos, hay que quitar una loseta como expliqué anteriormente. Primero las de playa, luego selva y por último piedra. Lo divertido es que si quitas una de playa donde hay un menganito éste se cae al agua y ahí ya lo tiene crudo.

Debajo de las losetas hay dibujos que hacen varias cosas. Puede aparecer una barca, un remolino, un tiburón o ballena en el lugar de la loseta quitada, o bien hay algunos dibujos que permiten evitar que te coman o hundan la barca, otros que desplazan gratis a un menganito 3 casillas gracias a un precioso delfín y por último la posibilidad de mover un tiburón, ballena o serpiente donde quieras.

¿Qué diferencia hay entre tiburón, serpiente o ballena?

El tiburón se come a los menganitos caídos al agua de la casilla donde pare. Pero si están en una barca, no les hace nada. Se mueve hasta dos casillas.

La ballena hunde las barcas. Sí, desparecen del juego, dejando a los menganitos flotando en el agua. Se mueven 3 casillas.

La serpiente, hace las dos cosas. Hunde las barcas y se traga a los naúfragos. Para tu tranquilidad solo mueve una casilla.

Aquí dejo algunas escenas interesantes de la partida, donde el caos empieza a surgir.


Y esta otra hacia el final de la partida, en la que la cosa estaba muy malita para los náufragos.


La última parte del turno, ¿creías que ya habías terminado?, es cuando tiras un precioso dado rojo y que te permitirá mover un tiburón, una ballena o una serpiente, bien para favorecerte o para "putear" a los demás jugadores. Segunda gracia del juego.


Aquí veis a la serpiente de mar arrasando una barca y los menganitos y el dado con el símbolo de la serpiente. La ballena está acechando a las barcas cercanas y el tiburón esperando a que alguien caiga al agua. El jugador verde casi llega a la orilla. Al menos un menganito de 3 puntos ha muerto!!

El juego continúa hasta que, al levantar una loseta de piedra aparece el símbolo del volcán. Momento en el que el juego acaba inmediatamente y se recuentan los puntos de los menganitos salvados.


Aquí se puede apreciar mi aplastante victoria con tan solo 4 menganitos pero con los valores más altos, 3, 4, 5 y 6 puntos que sumaron un total de 18 puntos, frente a 10 y 11 de mis compis aún con más menganitos que yo.

En resumen, un juego sencillo y rápido, con un pelín de estrategia y un toque de azar. Muy equilibrado y divertido. De hecho, hasta jugué otra partida con mi hija, que NUNCA juega y, no vamos a decir que le gustara, pero terminó la partida, que ya es un éxito.

Por su colorido y diseño es apto para los más pequeños, aunque no lo he probado, pero me lo imagino fácilmente. En definitiva lo recomiendo al 100%.

Lo que no estoy tan seguro es que les gustara a mi grupo de amigos. Con ellos juego a cosas muy diferentes. Veo este juego más como un juego familiar. No sé si me lo compraré, pero desde luego me ha encantado.

Y ya por último, nos echamos un Rey de los Enanos, del cual haré una reseña próximamente.

En cuanto a la Semana Santa, el viernes recibimos la visita de unos amigos y jugamos a juegos familiares (Cash & Gans, Ugha Bugha y Time´s Up).

¿Y tú, a qué has jugado?

¿Tienes La Isla? ¿Qué te parece?

Salu2
Mario

sábado, 23 de marzo de 2013

DADOS ZOMBIE - TARDE DE JUEGOS - 22/03/2013


Bueno, hoy voy a hablar de Dados Zombie y de la tarde de juegos del pasado viernes que, a lo tonto, resultó de lo más entretenida. Subía a casa de Antonio como cada viernes, pero antes me pasé por Generación X por puro impulso para comprar el Dados Zombie y ya que el Pisuerga pasa por Valladolid, se me antojó regalarle a mi ahijada el Hanabi, a ver qué tal.

Una vez en casa de Antonio, a eso de las 19:30 resulta que había venido Susana con su niña Clara y el ambiente andaba revuelto ya que estaban con ropitas y demás. Dejé el Dados Zombie encima de la mesa al igual que el Hanabi y Nino me preguntó que de qué iba el Dados Zombie, así que lo abrí y se lo expliqué. Al minuto teníamos a las dos niñas de la casa diciendo que querían jugar, que qué era eso, que como mola... en fin, que sin quererlo ni beberlo lo probamos.

Es un juego ultrasencillo y sorprendentemente divertido, que jamás hubiera pensado que pudiera funcionar con niños, pero mira por donde que nos gustó a todos. Para más referencias deciros que las niñas tienen 9 y 7 años y tardaron en aprender menos de un minuto. Es decir, que cualquiera puede jugar.


Lo que veis en imagen es todo lo que ocupa el juego, 13 dados, un cubilete y las instrucciones que caben en el cubilete, y sobra medio cubilete!!! Transportable 100%, ligero y divertido. Me ha sorprendido.

Lo conocía bien del iPad donde hay una versión gratuita, sí gratuita, que suple perfectamente al juego, pero qué quieres que te diga, por 10€ que cuestan los daditos, como que me moló y no me arrepiento, lo prefiero al iPad. Me decidí a comprarlo para decidir quién es el primero en los juegos y le auguro buen futuro.

Tiene cierta estrategia, ya que el juego se basa en arriesgar sin pasarse. El objetivo es acumular cerebros hasta un total de 13 o más. Para ello cada jugador tira 3 dados que coges al azar del cubilete y puede salirte en cada uno de ellos un cerebro, un disparo o unas pisadas.



Dejas en la mesa los cerebros y disparos que te han salido y decides si te plantas, sumando los cerebros a los conseguidos en sucesivas rondas. Si decides volver a tirar tienes que coger los dados en los que te hayan salido pisadas y añadir los que falten hasta 3 del cubilete, repitiendo hasta que te plantas. 

El problema viene cuando te salen 3 disparos. Entonces debes pasar los dados al siguiente jugador y no sumar los cerebros que hubieras conseguido.

Simple y divertido (para un par de partidas, claro). Además no tiene límite de jugadores, más allá de los que quepan en un papel para apuntar las puntuaciones, je je je.

Como veis en la imagen hay 3 dados rojos, 4 amarillos y 6 verdes. Todos los dados tienen 2 pisadas, pero los rojos (más peligrosos) tienen 3 disparos y 1 cerebro, los amarillos 2 cerebros y 2 disparos y los verdes 3 cerebros y 1 disparo. Con ello se añade un cierto punto de riesgo al tener que decidir si arriesgarte o no tirando los dados que te quedan en el cubilete. A los niños les cuesta un pelín entenderlo, pero al rato ya lo pillan.



Y poco más que decir de este sencillo juego que me ha sorprendido muy gratamente. No esperéis un juegazo pero puede arreglaros una tarde aburrida y entretener a adultos y mayores.

La tarde continuó con el Hanabi, del cual haré una reseña más adelante y por último y ya solo con mayores, partidaca al Alhambra. GANE YO!! - NOTICION!!!



Salu2
Mario

domingo, 17 de marzo de 2013

THOSE PESKY HUMANS - 17/03/2013


Bueno, hoy os voy a hablar de un auténtico desconocido, o al menos eso creo yo. Se trata de un juego que localicé a través de la página de Frito x jugar hace ya al menos un par de años. Me llamó poderosamente la atención los gráficos del juego así que le eché un vistazo. El juego prometía, así que decidí descargármelo de la página oficial en Print & Play, a pesar de que cobraban por ello. Sin embargo, debo decir que nunca me cobraron por el juego. Desde aquí les doy las gracias por tan desinteresada empresa.

A cambio de ello decidí traducir las reglas, por lo que si no te quieres romper la cabeza leyéndolas, aquí las puedes encontrar en nuestra lengua. Me quedé a medias de traducir las cartas, pero si eres un poco espabilado no tendrás problemas. De todas formas, si alguien tiene interés y me escribe, se las traduzco sin problemas.

Bueno, ¿de qué va este juego? Pues es una especie de Descent de cachondeo. Por un lado tenemos al Ogro dueño de la mazmorra que tiene guardadas tres gemas en la mazmorra. Y por el otro lado tenemos a unos "tocapelotas" a molestarle y llevárselos.


Hasta aquí muy parecido al Descent, solo que en lugar de tener que matar al Ogro, hay que buscar unas gemas en la mazmorra y pirarse con ellas.


Lo original y divertido del juego es que al principio del juego el jugador que juega con el Ogro debe poner una ficha de cofre en cada habitación, la cual por el otro lado tiene un objeto; pero claro, solo 3 de esos cofres tienen una gema, los demás tienen trampas o encuentros con monstruos a cada cual más divertida. Para mi gusto es el acierto del juego.


El Ogro además, tiene la potestad y el deber de construir la mazmorra a su antojo, colocando las losetas como más le conviene. Cada loseta, además de estar estupendamente diseñada, puede contener textos que afectan a los humanos cuando entran en ellas.



Además, en cada salida debe colocar una puerta, la cual por debajo puede poner un texto indicando que tiene una trampa o que está cerrada. Sólo algunos humanos pueden abrir puertas cerradas y sólo uno la puerta con trampa. Otro puntaco del juego.


En las habitaciones puede haber objetos que serán útiles tanto a los monstruos como a los humanos, para el primero que lo coja! je je je. Este es otro puntazo a favor. Siempre que juego al Descent, los pobres monstruos no pueden usar las poderosas armas de los héroes. Aquí sin embargo, aunque es bastante fácil matar a un bicho, puede equiparse con algún que otro objeto que le hará un poco más resistente, cosa que se agradece si te toca ser el malo como me pasa a mí en el Descent generalmente.


Pero no sólo tenemos objetos, cada "bando" (Ogro y Humanos) tienen un mazo de cartas propio que les permite cada turno sumar puntos al combate, paralizar a los enemigos y algunas cuantas perrerías más muy bien pensadas y con textos (en inglés, claro) muy cachondos.



Y por último os presento a los monstruos, los cuales son convocados por el Ogro y lanzados "ferozmente" contra los humanos. Los bichos son muy chulos, aunque tienen poca vida, la verdad es que en este juego el Ogro lo tiene un poco chungo, pero no del todo.


En principio es un juego para dos personas, una lleva a los humanos (siempre 3 a escoger entre 4) y otra al Ogro, pero lo hemos probado con 4 y 5 jugadores y funciona muy bien, exactamente igual que el Descent, pero muuuucho más divertido, sencillo y rápido. para 5 jugadores el Ogro siempre pierde, pero es muy divertido.

La mecánica es sencilla. Cada jugador (los humanos juegan todos a la vez) roban una carta, solo una para todos; luego mueven y por último luchan. Después el turno pasa al otro jugador.

El juego acaba si los humanos consiguen sacar 3 gemas o si el Ogro consigue matarlos. Si algún humano sale de la mazmorra ya no podrá volver a entrar, así que, cuidado con quien sale!!

En cuanto a las peleas es bien sencillo. Cada monstruo y héroe tiene un valor de defensa y otro de ataque fijo que puede ser modificado por objetos o cartas. Después cada jugador tira un dado y se suman los puntos a la fuerza de ataque y a la de defensa. Por último se echan cartas hasta que ambos pasen. Si la fuerza de ataque es mayor o igual que la de defensa, el defensor recibe un daño que se acumula en su tarjeta de personaje. Si las casillas de daño llegan al máximo el personaje muere, excepto el Ogro que renace tras un turno.

Por último, poco puedo decir sobre los componentes, al ser Print&play pues depende de cómo te lo curres. El juego viene para imprimirse en hojas A4, pero yo las losetas de la mazmorra las imprimí en A3 y las pegué sobre cartón de una caja y el juego mejora bastante. Los monstruos son bastante grandes y con losetas grandes quedan muuucho mejor.

Aquí os dejo algunas imágenes...

El aspecto del juego a mitad de partida (simulada)



Detalle del Paladín con el Lobo, 3 puertas y un cofre.
¿Qué habrá debajo?



Detalle de un cofre por delante y por detrás y de una puerta.



Los monstruos plastificados, recortados y sobre los clips para darles base.


Como veis, los monstruos y las puertas están plastificadas y colocadas sobre unos clip del Folder que encontré. Son lo bastante pesados para mantener las figuras en pie. Los cofres y objetos están sobre una espuma que creo se llama EVA y que se utiliza en los colegios. Es perfecta para las fichas.

Mi opinión:

Es un juego divertido y rápido, un Descent ligerito y cachondo, que funciona de lujo para 2 ó 4 jugadores. Por lo poco que cuesta y con un poco de maña, puedes tener una especie de Descent que deleitará a tus amigos.

Eso sí, prepárate a recortar, pegar y plastificar, ya que "solo" tienes que hacer:


16 Habitaciones                                                                40 Cartas para Humanos
2 Hexágonos de comienzo                                               40 Cartas para Monstruos
12 Puertas                                                                          4 Cartas de encuentros
74 Marcadores de Tesoro/Objetos/Daño                           6 Cartas de habilidad del Paladín
5 Figuras Principales (Personajes)                                     6 Cartas de habilidad del Hechicero
23 Figuras de Monstruos                                                    6 Cartas de habilidad de la Sacerdotisa
2 Dados de 6 caras (no incluidos)                                      6 Cartas de habilidad del Ladrón
1 Libro de reglas                                                                 6 Cartas de habilidad del Ogro

Salu2
Mario

domingo, 3 de marzo de 2013

MUS - Porqué me encanta - 03/03/2013


Hoy me he levantado dando un salto mortal... ah no, que eso es una canción de Hombres G. Bueno, lo que decía que hoy he decidido analizar porqué me gusta el Mus. Este finde he jugado (de momento) al Arkham HorrorSaboteur, Thunderstone, Dicetown y Mus, así que he pasado desde lo más duro a lo más suavecito. Y mira tú por donde que con el que mejor me lo he pasado ha sido con el Mus.

El viernes saqué el Arkham con mis ex-compis en el bar El Búho, y no estuvo mal, pero no teníamos tanto tiempo, así que lo dejamos a la mitad. El Saboteur nos quitó el dolor de cabeza del Arkham, pero sabía a poco.

Luego por la noche jugamos al Thunderstone que finalmente les gustó a mis colegas, pero es que les puse a los monstruos más mariquitas y a los guerreros más cachas y claro, así yo también. Después cayó un Mus que acabó en empate 2-2.

Ya el sábado, con un tropel de gente en casa de Antonio y, tras el bodrio de partido entre el Madrid y el Barsa (soy del Atleti) nos pusimos a jugar Antonio, Nino, Roberto y yo, pero lo tuvimos que dejar en un 2-0 ya que el resto de la tropa quería hacer algo. Así que acerté subiendo el Dicetown. Jugamos 6 jugadores y estuvo bastante bien, aunque hubo un poco de estrés para que los novatos no hicieran trampas...

Como todos sabemos cada juego tiene su momento y su lugar, pero es que cuando veo las cuarenta cartas  y diecinueve amarracos que se necesitan para jugar al Mus, no puedo dejar de pensar qué coj... pretendo cuando me gasto una pasta indecible en juegos como el Arkham o similares donde tengo que leerme libros de decenas de páginas, sufrir las críticas de los amigos y ver si ese es el día o quizá me he equivocado.

No tengo muchos juegos dependiendo de con quién me compare claro, pero tengo unos cuantos, alrededor de 40 y resulta que cuando sacas el Mus, todo el mundo juega, pone buena cara y nos lo pasamos de P.M.

Vamos a ver porqué ocurre esto...

El mus es rápido

Esta es una característica que sin duda hace que un juego guste más o menos de forma rápida. En general los juegos en los que no hay que esperar mucho para jugar suelen estar más aceptados y se enfocan a público menos "jugón" y suele estar presente en cualquier party-game.

En un extremo podríamos tener un Arkahm Horror y en el otro un Ubongo, en el que todos juegan a la vez.

El mus es un juego de equipos

Es el alma del Mus, la cooperación entre los jugadores de un equipo para conseguir sumar puntos. Es decir, combina la competición con la colaboración. ¿En qué juego comercial se ve esto?

Es un juego por equipos, más bien por parejas (qué bonito), cosa que me cuesta ver en los demás juegos Euro o Ameritrash. En estos o bien es todos a una (Zombicide, Arkham, Pandemic...) o bien es todos contra todos (Mundodisco, Catán, Aventureros al tren...) o cada uno a su bola en una especie de solitario raro (Dominion, Agrícola...)

Estrategia vs Azar

Bueno, no sé si llamarlo estrategia, pero el Mus tiene mucho de psicología y engaño. Vamos, que no es un simple juego de azar. Influye mucho, pero con un poco de "arte" puedes arañar puntos e incluso ganar la partida con una buena jugada y mucha suerte en un órdago. 

Aunque esto a veces me da mucha rabia. ¿Porqué tienen que ganar unos tipos que han tenido una suerte de narices al final de la partida si no han sumado ni 3 puntos? Creo que en esto hay algo mal. Debería ser algo más parecido al Póker, es decir, si echas un órdago pues no podrías ganar más amarracos de los que el otro necesita para ganar, pero en fin, es así. Unas veces te vendrá bien y otras mal.

Señas

¿En qué juego se ha visto que se puedan pasar señas? Yo no conozco ninguno. De verdad que al tipo que se le ocurrió esto, en fin, habría que ponerle un monumento.

Coste

En fin, sin comentarios. Una baraja no cuesta más de 5€. Los juegos comerciales... pues eso, sin comentarios. Y esto suma a la hora de disfrutar un juego. Aún recuerdo los 45€ que gastamos para el "Juego de Truños" y nos duró dos partidas y muchos dolores de cabeza. No hay nada peor que gastarte la pasta y que el juego no guste. A mí personalmente me da un poco de frustración, pero eso es normal ya que estoy un poco de la olla.

Lugar / espacio para jugar / preparación

Al Mus puedes jugar donde quieras sin armar mucho jaleo. No como los demás juegos que, o bien te tiras un buen rato para montar el escenario de turno (Memoir, Arkham, Catán...) o necesitas una mesa en condiciones.

Así que lo puedes sacar en cualquier sitio, sin problemas, nadie te mira mal. ¿Alguien ha probado a sacar un Catán en una boda? Seguro que habrá alguno, pero no es lo normal. Y de verdad, si alguien ha sacado un Catán en una boda me gustaría verlo en fotos, je je je.

Número de jugadores

Ay, que aquí hemos pinchado con el Mus. Es para cuatro, aunque por ahí se dice y se comenta que se pueden jugar 6 ó más, pero reconozcámoslo es el único "punto débil" de este juego. Si hay más o menos de 4 jugadores, tienes que hacer turnos o sacar otro juego claro. No puede tenerlo todo, ¿o sí?

Curva de aprendizaje / complejidad de reglas

Para jugar bien al Mus hay que jugar mucho (esto es bueno, ¿no?), pero se aprende rápido. No necesitas consultar complicadas tablas ni acordarte si hay algún evento temporal que hace no se qué, o bien se te olvida subir un contador... en fin, qué os voy a contar...

Bueno y muchas cosas más que podría añadir pero se me está haciendo largo esto.

Con todo y con ello he decidido quemar todos los juegos y cerrar el blog...








Que no, que es coña, ja ja ja. 

El Mus es uno de mis juegos favoritos y siempre lo será, pero eso no quiere decir que no me gusten los demás. Como dije al principio cada uno tiene su momento y lugar, pero este lo tiene siempre joder!!

Ala, espero vuestros comentarios.

Salu2
Mario