miércoles, 21 de noviembre de 2012

DOMINION - 20/11/2012


El viernes pasado estaba muy cerca del cumple de Ana, así que la dejamos elegir juego. Ante la sorpresa de todos los que creíamos que iba a escoger el Catán 3D, decidió que podíamos jugar al Dominion. Poco puedo decir de este juego que no se haya dicho ya, así que no me repetiré. 

Pero antes de nada debo hacer un pequeño paréntesis para comentar la partida preliminar de calentamiento que jugamos al King of Tokio. Hace tiempo alguien me dijo en un comentario que era peligroso tener las bebidas en la mesa de juego y, como si de una profecía se tratara, ocurrió.

Habíamos decidido jugar al susodicho juego con Anika, una de las niñas de la casa, mientras se hacía la cena. Por aquello de que es un filler, no ocupa demasiado en la mesa, etc, etc. El caso es que la pobre vació una pinta (casi 1/2 litro) sobre el tapete sagrado de la dueña de la casa, una carta del King of Tokio, la carta de personaje y marcador del Giga Zaur y los pantalones y calzoncillos de Ramón. Un espectáculo.

Tras el incidente y posterior cena, sacamos el Dominion; bueno, el arsenal del Dominion. 

Tenemos todas las ampliaciones en castellano y una en Inglés, la de Dark Ages. En Septiembre Ramón se había pasado por GeneraciónX y una fuerza misteriosa le empujó al interior de la tienda al ver la última ampliación del DOMINION, DARK AGES. Poco le importó que estuviera en la lengua de Shakespeare, la verdad es que creo personalmente que ni lo miró.

Y aquí es donde cuelo el Unboxing que hice hace la torta y no sabía qué hacer con él.

video

Jugamos poco al Dominion y nos gusta mucho, así que... ¿cómo puede ser? Muy sencillo y aquí os dejo un par de imágenes que valen más que mil palabras.


Efectivamente, tal y como seguro compartís conmigo, si tenéis tantas ampliaciones, al final resulta un engorro seleccionar las cartas con las que jugar. Por mí yo escogería al azar, pero nuestro pequeño dictador Nino prefiere escogerlas una por una. 

Y así jugamos dos partidas, ambas muy diferentes entre sí. En la primera hubo puteo a mansalva ya que teníamos la carta del Bufón y la Bruja Joven, con las cuales las maldiciones volaban. Y aquí fue donde se montó la mundial.

Yo no sabía muy bien cómo se jugaba con esas cartas, en especial con la de la Bruja Joven. Al parecer, para protegerse de ella hay que coger unas cartas de un mazo escogido al azar y que llamaremos de Perdición. El caso es que las cartas de Perdición se acabaron y entonces empecé a pillar Fosos para defenderme. Cuando va Nino y me dice que no puedo usarla para defenderme de la Bruja ni del Bufón.

Empezamos a intercambiar opiniones y algo más, hasta que consultamos las reglas en el iPad, las cuales aclararon el asunto. Un foso vale para protegerse ante CUALQUIER CARTA DE ATAQUE, así que una vez más se demostró la utilidad de aprenderse las reglas, aunque nunca reconocida suficientemente. Je je je.

Por ello, la partida finalizó con muy pocos puntos. Ganó Ramón creo que no más de 12 puntos y algunos nos quedamos con poco más de 5. 


Acabada esta partida cambiamos las cartas y pusimos una muy chula llamada La Cantera, la cual cambió todo. Esta carta reduce en 1 el coste de las cartas de acción y además te daba 1 punto de dinero, así que fuimos todos como lobos a por ella. El resultado fue muy diferente. En este caso todos sumamos bastantes puntos, por encima de 30, y Ramón se alzó de nuevo con la victoria.


Y por último, tras irse todos, Antonio quiso jugar conmigo a un súper juego novísimo que había encontrado en su casa del pueblo, el famosísimo OTHELLO, pero de los años 70. Lástima que no tenga una foto de la portada, no tenía desperdicio. Le pegué tal paliza a Antonio que abandonó. La verdad es que ya estábamos muy cansados.


Nótese arriba a la izquierda la maqueta de Lego de una nave de la Guerra de las Galaxias. Antonio estuvo la partida de King of Tokio y las dos de Dominion construyéndola. Es como un niño, pero mu grande, je je je.

Salu2
Mario

martes, 13 de noviembre de 2012

EDGE DAYS 2012 - 10 Y 11 NOVIEMBRE 2012

 

Este pasado finde me acerqué a los Edge Days que se celebraban en Madrid en el Hotel NH Parque de las Avenidas. Me había apuntado meses antes para aprovechar los descuentos y la verdad creo que ha merecido la pena.

DIA 1

El evento comenzaba a las 10:00 pero decidí acercarme un poco más tarde (11:30) para evitar las colas y acerté, no había nadie en la entrada. 

Allí me colocaron una pulserita estilo Parque de Atracciones para volver al día siguiente y me dieron un par de catálogos y revistas.

Donde sí que había cola era en el lugar donde te daban el juego reservado con la entrada, así que pasé de pillarlo en ese momento y me dije que lo cogería más tarde. 

En mi caso había reservado un Thunderstone que por los 20€ de la entrada es una ganga. Este juego lo tengo en el iPad y me encanta. Seguro que tiene éxito entre mi grupo de jugones.


Una vez pasada la zona de la entrada, pude ver unas carpas blancas a mi derecha y allí que me fuí. Resultó ser la zona de avituallamiento, la tienda y una zona de juego libre y demostraciones de juegos familiares. Allí había gente jugando a casi todo, en cada mesa había una partida montada, pero ninguna libre. Bueno, quizá más tarde me dije.

Pude reconocer varios juegos, El gato Félix, Hamunpatra, Ciudadelas, Trogloditah, Kingdoms, Viva el Rey, Smallworld, ... y algunos que ni conocía ni me acuerdo del nombre, la verdad.


Salí de allí y crucé al salón principal donde me recibió una multitud de personas enloquecidas con los juegos. Por toda la sala había mesas con las demostraciones de los juegos más novedosos y no lo tanto, como por ejemplo, Zombicide, Arkham Horror, El Símbolo Arcano, X-Wing, Dust Tactics, La Herejía de Horus, Wiz-War, Descent, Caos en el Viejo Mundo, Infiltration, Rex y alguno nuevo del que no me quedé con el nombre.


Todo estaba muy bien montado y había auténticas pasadas en cuanto a ambientación, sobre todo con juegos espectaculares visualmente como Dust Tactis o X-Wing. Para X-Wing por ejemplo había tableros tremendos con el espacio de fondo de aproximadamente 1 metro x 1 metro. Las naves lucían espectacularmente sobre ellos. Todo un paraíso para los friquis de este juego.


Como siempre, algún que otro fanático del juego dando la nota (de color) al evento. Muy currado tío, pero seguro que luego tuvo que darse una buena ducha!


LA MESA CON LA SUPERFICIE DE LA ESTRELLA DE LA MUERTE
PARA FLIPAR



Tras un paseíto investigando descubrí que había que apuntarse para poder sentarte en una mesa y que te explicaran un juego. Estaba interesado en el Zombicide, pero era imposible. Todo pillado por la mañana y por la tarde no podía estar. Así que me fui a probar suerte con el Wiz-War que también me atraía, pero lo mismo.

Allí me encontré con David Flores, con el que había jugado en el Campeonato de Catán que me presentó a algunos colegas suyos y me dijo que iba a probar el Zombicide. David, un saludo. Si te pasas por el blog, dime qué te pareció please.

Ya un poco desesperado y pensando largarme hasta el día siguiente que tenía el torneo de Bang, me acerqué a la zona de Arham Horror y me senté en una mesa un tanto vacía donde estaban acabando de explicar el juego. Cada explicación duraba una hora, así que allí me quedé mientras un nuevo grupo se acercaba. Total, que me pegué a ellos cual turista en una Catedral.



Ante todo debo dar las gracias al voluntario que nos explicó con detalle el juego. Hay que tener en cuenta que lo tienes que repetir unas 8 veces al día y a pesar de llevar unas 3 horas el tipo se lo curró de lo lindo. No sé si les darían algo, pero desde luego se lo merecían. Bueno, el caso es que el juego me moló bastante así que me apunté a una partida para el día siguiente a las 16:00.

Mientras estábamos en la explicación, un representante de Edge explicó que había un sorteo (por fin) en el que irían diciendo nombres. El elegido podría acercarse a la tienda y tendría 60 segundos para coger todos los juegos que quisiera.

Así dicho suena muy bien, pero creo que había alguna regla. No me enteré muy bien, pero creo que el elegido tenía que decir un juego, buscarlo en la tienda y salir con él y así hasta que se acabara el tiempo.

En cualquier caso no supe cuál era el criterio para ser elegido en dicho sorteo, ni tampoco pude oír bien los nombres, así que no sé a cuánta gente llamaron ni durante cuánto tiempo. Cuando me fuí, a la hora de comer, ya no se estaba haciendo. Estaba demasiado metido en la explicación como para atender otras cosas, je je je.

Y poco más para el sábado, a eso de las 13:30 me piré a casa a comer pasando antes a recoger mi Thunderstone.

DIA 2


El Domingo tenía que estar antes de las 11:00 para el torneo de Bang al que me apunté, así que salí prontito y me planté allí a eso de las 10:15 y me fui directo a registrarme. Me dijeron que no me alejara mucho porque querían empezar pronto.

Y aquí la nota negativa del evento. En la misma sala había torneos de Blood Bowl, Munchking y X-Wing además del nuestro Y TODOS A LA VEZ. Por cierto, un saludo para Héctor, de Generación X. Siempre da como alegría encontrar a alguien.

El caso es que el nuestro empezó el último. Nos fuimos sentando en las mesas según íbamos entrando y de repente nos dicen que van a ir diciendo nombres y en qué mesa te toca. Así que entre el griterío reinante aparece un tipo de la organización con un mini-megáfono que debía ir a pilas porque no se oía una mi..., va diciendo nombres. Por increíble que parezca, finalmente nos conseguimos reunir 6 personas en la mesa 7 para jugar.

Vamos a ver señores de Edge, poco os había costado ir asignando una mesa según nos íbamos registrando, pero vamos, que solo es una simple sugerencia.

Y por fin empezamos a jugar.


Oye gente muy maja, pero muy cabritos. Je je je, que es broma...

Me tocó ser el Ayudante del Sheriff, que tenía la ventaja de que si el Sheriff ganaba yo también me llevaba puntos para la clasificación, así que las cosas pintaban bien.

Tras los primeros turnos de quitarse alguna carta y poco más, la chica que estaba a mi lado le pegó un tiro al Sheriff y la cagó. Todos fuimos a por ella, pero aguantó. 

Ahora, el que estaba en apuros era yo. Ella tenía una Volcanic y estaba a mi lado, pero es que al otro lado mío, estaba la otra chica con Billy el Niño que lleva la Volcanic en la sangre. Y efectivamente, entre todos la mataron y ella sola se murió. Me mataron en la 4a ronda casi sin poder hacer nada.


La partida continuó y tenía esperanzas de que ganara el Sheriff, pero se lo cargó Billy el Niño acribillándole con 5 tiros seguidos. Un desastre, fin de mi participación. Un poco mosca me di otro paseíto por la feria y me largué a casa a comer para volver luego a mi partidita de Arkham.

Y ya por la tarde, llegué otra vez un poco pronto y venga a dar paseos otra vez. A las 16:00 me senté en la mesa de juego y allí no había nadie. Uyuyuyuiii, no me lo puedo creer. Pero a eso de las 16:15 apareció Arantxa y nos pusimos a jugar con el tipo que explicaba el juego y que tenía las mismas ganas de jugar que de sentarse en un cactus.

Su salvación fue un tercer jugador que además era un fanático del juego y llegó en ese momento. Este hombre traía hasta unos dados especiales 'bendecidos'.

Total que nos pusimos a jugar y oh desastre, el juego no me convenció nada. Todo lo fácil que parecía la explicación que nos dieron empezó a complicarse con multitud de dudas incluso por el tipo que sabía jugar. En fin, que mi gozo en un pozo. Mu complicao pa mi body.

Y ya a las 18.00, tras dos horas de juego, anunciaron que fuéramos finalizando las partidas. Así que, oh que pena, tuvimos que recoger en mitad de la partida.

Bueno, ahora rifarán los juegos digo yo. PUES NO. Allí todos los juegos en demo se los guardaron y pa la saca. No sé, algo podían haber hecho. Una pequeña rifa, digo yo.

Con el rabo entre las piernas y una sensación agridulce, me largué definitivamente.

Hombre, no estuvo mal, quizá tendría que haber ido con algún colega, no sé... pero tenía unas espectativas más altas.

En cualquier caso, el evento estuvo muy bien. Pude ver de cerca mogollón de juegos y aprender el Arkham de primera mano. Para un finde que no tenía mucho más que hacer, estuvo bien.

Y tú, ¿qué tal lo pasaste?

Hasta la próxima.

Salu2
Mario