lunes, 29 de octubre de 2012

CYCLADES - 26/10/2012


Esta semana me subí varios juegos a casa de Antonio ya que en la mía apenas los jugamos (Pilares de la Tierra, Infiltration, Those Pesky Humans y Pandemic). La semana pasada se elevaron airadas protestas acerca de porqué no estaba el Pilares de la Tierra que quería jugar Nino y por eso decidí subirlos.

Bueno, al grano. A pesar de ir cargado como un burro y tras casi montar el Pilares, decidimos finalmente montar el Cyclades pues hacía siglos que no jugábamos. De hecho es una de las primeras entradas de este blog (Marzo 2012). Si quieres leerla la tienes aquí...


Releyendo la entrada he visto que por aquél entonces no hablaba nada acerca de las reglas ni nada por el estilo, así que voy a hacer una pequeña reseña de las mismas. 

Al abrir la caja nos encontramos con un juego muy visual. Se nota que se han preocupado en el aspecto estético. Incluye unas figuras de plástico tipo Descent muy chulas, eso sí, en perfecto plástico blanquecino, así que si te gusta pintarlas, pues ya sabes, escríbeme para que te deje las nuestras, je je je.


Las figuras también están muy conseguidas. De hecho, cada jugador tiene unos barcos y guerreros diferentes no sólo en el color sino también en la forma.


Por último el tablero es modular, dividido en dos tableros impresos por las dos caras, para montarlo cuando juegan de 2 a 5 jugadores. Sin complicaciones, de un material muy duro y con las ilustraciones preciosas.

Por último las cartas. Muy estándar y con dibujos muy elaborados. En definitiva, una gozada para la vista. Una vez desplegado en la mesa, impresiona.



El objetivo del juego es conseguir construir dos Metrópolis, las cuales se pueden conseguir de tres formas. O bien construyendo las cuatro construcciones posibles del juego, una por cada Dios, o bien consiguiendo cuatro cartas de Filósofos, o bien conquistando una Metrópolis de otros jugador, que es donde está la gracia.

Para ello dispones de ejércitos de tierra y mar con los que atacar, seres mitológicos que te ayudarán a acelerar las cosas y dinero para construir y comprar/sobornar a los Dioses.

Al principio cada jugador comienza en un par de islas donde hay cornucopias, o bien una o bien dos, pero el caso es que al principio todos tienen 2 cornucopias. Al principio del turno, cada jugador coge tantas monedas como cornucopias controle en sus islas. Las cornucopias aparecen también en el juego cuando alguien utiliza a Apollon (menos cachondeo, eh?) y puede añadir una donde quiera.

Y aquí radica la mitad del juego, ya que es IMPRESCINDIBLE tener pasta. Sin ella no puedes hacer prácticamente nada. A partir de aquí te enfrentas a un juego de apuestas y gestión de recursos con un poco de puteo y batalleo sin pasarse.

La mecánica, aunque en un principio puede parecer complicada, resulta sencilla en cuanto se juegan un par de rondas. Se basa en un sistema de apuestas en el que los jugadores, por orden, deben seleccionar los favores de un Dios, diciendo cuántas monedas van a pagar por dicho favor.

Cada Dios te permite hacer acciones diferentes, pagando pasta, por supuesto. 
  • Ares permite aumentar y desplazar tropas y construir una fortaleza que defenderá la isla donde esté. 
  • Poseidón aumentar y desplazar barcos y construir un puerto que defenderá la isla de los ataques marítimos.
  • Atenea permite conseguir filósofos y un templo que se necesita para la Metrópolis.
  • Zeus permite conseguir Sacerdotes, que reducen el gasto de las compras de los favores de los Dioses y crear un templo que también reduce el coste de contratar a las criaturas mitológicas. 
  • Apollon, que te permite coger una cornucopia y pasta adicional

Lo divertido está que si otro jugador aumenta tu apuesta, tienes que mover tu ficha a otro Dios y apostar más de lo que hubiera ya apostado. Si no puedes, te vas a Apollon, donde todos pueden conseguir sus favores sin pagar. De esta forma se crea un divertido juego de puteo y cálculo de a dónde va a parar tu ficha para conseguir el favor deseado.

Además, el turno de los jugadores está muy bien balanceado ya que si un jugador ha sido el primero en jugar, la siguiente ronda será el último, con lo que el juego se equilibra mucho. Todo un puntazo.

La otra parte divertida del juego son las criaturas mitológicas. En su turno, cada jugador puede pagar pasta (aquí hay que pagar por todo) para utilizar una criatura que aparece en unas cartas que van cambiando cada turno. Algunas son permantentes y por tanto se representan con una ficha que se coloca en el tablero, como por ejemplo el Cracken que hundirá barcos a tu antojo, muy majo el bicho.

Curiosamente, la partida que jugamos acabó muy parecida a la que echamos en Marzo. Nino subió a lomos de Pegaso un montón de tropas y me quitó mi Metróplis ganando el juego. Por cierto, la otra Metrópolis se la quitó a Antonio, así que el mamoncete ganó a base de robar a los del Atleti, como se nota que es del Madrid, je je je.

En esta ocasión jugamos 4 jugadores, a diferencia de la de Marzo que fuimos 5. No se notó nada diferente, el juego es prácticamente igual ya que el tablero se reajusta al número de jugadores, así como los Dioses a seleccionar. Al ser 4 jugadores, uno de los Dioses al azar no está disponible en cada turno.

En definitiva puedo decir que es un juego que nos gusta a todos pero lo jugamos poco. A mí la verdad que me gusta mucho, pero bueno, ya sabéis como es esto, con tantos juegos al final pagan justos por pecadores.

Como será la cosa que Ramón le compró la ampliación de Hades hace meses, le hice un unboxing y aún no lo hemos probado. Según Ramón el juego cambia drásticamente, cosa que nos echa para atrás un poco, pero es cuestión de echarle ganas y leerse las reglas, bueno, mejor dicho, leerme las reglas... ¿algún voluntario?

Aquí os dejo el cutre-unboxing por si querés echarle un vistazo. En breve comentaremos partidas con la ampliación. Por cierto, menos mal que el juego no depende del idioma porque la ampliación viene en 6 idiomas excepto el español, hay que joderse!!

Aaaaadios.
 
(aquí debería ir un vídeo, pero no hay coj... de subirlo, volved más tarde)

domingo, 14 de octubre de 2012

VERBALIA - 11/10/2012


Recién llegado de las tiendas, aquí os presento Verbalia, un juego de palabras, en todos los sentidos...

Para empezar unboxing al canto, aunque con la imagen del principio ya se ven los componentes que básicamente son un montón de letras, un montón de sílabas, unos atriles para colocar las fichas, unos indicadores, dos tableros y un libro de instrucciones bastante gordito. Hombre es de esperar, trae 50 juegos...

video

Es de destacar el ingenio de Devir y sus fabricantes de piezas para realizar los atriles. Están hechos de cartón. De hecho, hay que destroquelarlos y montarlos. Eso sí, una vez montados quedan bastante firmes, casi tanto como uno de plástico.


Jugamos la primera partida con mi mujer y Oscar al primero de los juegos, El Buscador, pero entendimos mal las reglas y por tanto nos equivocamos, así que esa partida como que no cuenta. 

Básicamente todos los juegos consisten en hacer palabras utilizando los tableros que vienen con el juego, bien sea con letras o con sílabas. El tablero de Verbalia tiene zonas con multiplicadores x1, x2, x3 y x4 que aumentan la puntuación de las palabras. Por detrás tiene otro tablero, el del bosque, con unas franjas de colores que también tienen multiplicadores.




Por criticar un poco he de decir que una vez destroquelado todo cabe un poco mal en la caja. Además hay otro problema. En muchos de los juegos se pide que se separen las vocales de las consonantes y en otros que se junten. Como ya he dicho antes solo he jugado a uno en la que las vocales estaban separadas de las vocales, por lo que tuve la precaución de separar las fichas en las dos bolsas que vienen al destroquelar el juego, pero no me quiero ni imaginar la de tiempo que se puede emplear para separar las fichas si se juntan de nuevo. Creo que no quedará más opción que dejarlas mezcladas y sacar una ficha diciendo qué es lo que se quiere sacar - vocal o consonante - y si no sale la que has dicho, repetir.

Las fichas, vistosas, lo que se dice vistosas, no lo son. Con un color granito triste que da pena, pero en el fondo el juego es bonito diría yo.

Justo antes de publicar esta entrada nos echamos una partida mi mujer, Oscar y yo. El juego consistía en hacer 5 palabras de longitudes diferentes de 4 o más letras con el tablero que tiene como regiones con multiplicadores. Así es como acabó, justo antes que se tirara el pollo ese de Red Bull desde 36 Km de altura. Una tarde completita, sí señor.



Y poco más, a partir de ahí dejad volar la imaginación y no solo tendréis 50 juegos, sino todos los que queráis.

No es el juego que más mesa va a ver en mi grupo de amigos, a pesar que están viciados con el Wordfeud que es como el Scrabble pero para móviles o iPad, pero me parece muy interesante para cualquier tarde aburrida de Domingo que no sepas qué hacer con la familia o amigos.



Salu2
Mario

KEDADA EXPRESS - CATAN - 10/10/2012


El miércoles 10 nos reunimos Antonio, Ramón y yo para echar una partida express ante la llegada del puente que nos separaría.

Mira que me gusta poco a mí el Catán en 3D, pero no hay manera, a todos les encanta. Tenemos el juego en 2D con todas las ampliaciones, pero siempre jugamos con este. Antonio, Ana, ya está muy amortizado, no pasa nada por probar nuevas cosas, je je je. El caso es que sacamos cervezas y aperitivos, como siempre, y nos dispusimos a jugar con la expansión de Ciudades y Caballeros, como siempre.

Ramón no tuvo mucha suerte con los dados y la colocación, no le salía casi nada. Si embargo Antonio estaba mejor "colocado", así que fue un digno rival.

Finalmente gané yo con Antonio pisándome los talones, a pesar de que hiciera trampa. Sí trampa, Antonio, trampa, y ya te lo he demostrado con las reglas del juego. Esa carretera tan larga tuya, estaba interrumpida por una de mis ciudades, así que habría ganado muuuucho antes. No obstante, si quieres hacemos una nueva entrada en vuestras "reglas de la casa", porque a este paso vamos a escribir otro juego, je je je.

Pues eso, entrada sin más y tarde-noche muy, muy, muy entretenida y divertida.

PD. Aunque me enfurruñe me encanta jugar con vosotros.

martes, 9 de octubre de 2012

TIME´S UP - 06/10/12


Muy buenas a todos. Antes de que Antonio me mate, quiero mandar un saludo de parte de Antonio y yo para Patrick que nos sigue desde Alemania. Ale, ya está. Gracias Patrick.

Bueno, el sábado nos reunimos en casa de Antonio con unos amigos a los que hacía mucho tiempo que no veíamos, Marisa y Juan. En principio la reunión no incluía juegos de mesa, pero por sorpresa de todos (sobre todo de mi mujer), Antonio nos sacó este simpático juego.

Es simple como él mismo, al igual que muchos de la marca Asmodee, pero a mi gusto orientado a un mercado adulto.

Se trata de escoger unas cartas, mezclarlas todas y adivinarlas en equipo por turnos en un tiempo determinado. Si la aciertas te quedas la carta. Al final, el grupo que más cartas tenga al cabo de tres rondas gana el juego.



Las cartas tienen dos colores, como casi se puede apreciar en la foto, para poder darle más vida al juego, pero ya os digo que con el mazo base da para mucho. Nosotros aún no hemos abierto dos mazos adicionales y no nos hemos aburrido. 

Para amenizar el juego, hay tres rondas. En la primera tanto el que mira la carta como los que responden pueden decir tantas palabras como quieran. En la segunda, ambos solo pueden decir una palabra y en la última, la más divertida, el que mira la carta solo hace mímica y los demás solo pueden decir una palabra.

Lo original del juego es que siempre se utilizan las mismas cartas que se escogieron al principio, por lo que, aunque parece muy difícil la segunda y tercera ronda, con un poco de memoria se aciertan rápido.

Es un juego divertidísimo, para pasar un buen rato en compañía de cualquier grupo de amigos. Nosotros éramos 6 jugadores, hicimos 3 equipos y estuvimos jugando unos 40 minutos.

Aquí os dejo algunas imágenes que seguramente tendré que quitar en cuanto se vean. Las caras y gestos no tienen desperdicio.




Un juego muy recomendable y barato para pasar el rato (pareado).

Solo se le echa en falta una versión para peques... (de nada Asmodee por la idea). Las cartas del juego tratan sobre actores de cine y personajes universales en su mayoría. No hemos visto diferencia entre las respuestas amarillas y las azules, la verdad. 

Yo me he hecho unas etiquetas con personajes de dibujos y cine para los pequeños y las he pegado en plan cutre que te cagas en una baraja. Bonito no es, pero divertido un mazo. Más aún que con los personajes del juego base. Hemos niños y mayores con esas cartas y también ha resultado muy divertido, la verdad.

Bueno, y hasta aquí el finde.

Salu2
Mario

INFILTRATION (2ª PARTIDA) - 05/10/12


El viernes jugamos otra partida al Infiltration, esta vez entre cuatro; Antonio, Ana, Ramón y yo, ante el éxito de la semana pasada.

La partida trascurrió de forma muy diferente a la anterior. En esta ocasión, como ya sabíamos jugar (menos Antonio), todo iba más deprisa y rápidamente nos adentramos en las instalaciones con cartas especiales. Nos pulimos el primer piso con apenas 40 puntos en el dial.

Entonces la partida nos dió una sorpresa, ya que apareció un PNJ (no recuerdo ahora cual) que se iba desplazando hacia la salida llevándose todas las fichas que había en las habitaciones. Muy amable, la verdad.

Un poco más adelante, justo cuando ya llegábamos al segundo piso, apareció otro PNJ de Leah Bailey que estaba a dos habitaciones para pirarse y aumentar el dial en 20 unidades. Suerte que Ana sacrificó una de sus cartas que permitía cargarse a un PNJ de la habitación contigua y se cargó a la tipa esa.


Nos costó convencerla pues ella quería pirarse a dormir y claro, si dejaba escapar a Leah, se iban las dos a la camita (ummm) y nos dejaba puteados en medio de la instalación con 80 puntos de alarma. Vamos, una fiesta.

Así que Ana decidió activar un interfaz que la dejaba escapar de la instalación y largarse a dormir. En ese momento el dial estaba cerca de 70 puntos, Ramón se había encerrado en una habitación donde nadie más podía entrar gracias a un cacharro holográfico con al menos 10 fichas para descargar y Antonio seguía adentrándose en las instalaciones a ver si sonaba la flauta y encontraba la habitación secreta que le permitiría bajar al primer piso saltando muchas habitaciones.


Para entonces había salido otro PNJ, el Oficial Nelson que también escapa de las instalaciones hiriéndo a todo el que se cruza en su camino. Y a mí me pegó un tiro dejándome herido.

Suerte que la habitación contigua a la que estaba tenía un interfaz que me permitió salir de la instalación perdiendo 4 fichas, eso sí. El marcador indicaba 74 cuando me piré.


La suerte estaba echada. Antonio y Ramón estaban prácticamente atrapados a no ser que sonara la flauta de  la habitación secreta, pero no sonó.

Decidieron seguir hasta darse con el muro de la última habitación y retroceder un par de habitaciones, poco más. Ahí acabó la partida.

Victoria para mí con 35 puntos frente a Ana con algo más de 10.


Y con esto y un bizcocho nos fuimos a dormir que estábamos todos muy cansados por la p... crisis y el currelo.

Salu2
Mario