martes, 11 de septiembre de 2012

RESUMEN VERANIEGO - 11/09/12

 
 
Hola a todos de nuevo. Ya estamos aquí. Ha empezado el colegio, la liga, se acaba la jornada contínua; en definitiva, todo vuelve a la normalidad y con ella las partidas de los viernes.
 
Es la época perfecta para las partidas al atardecer en la terraza de mi amiguete. Buena temperatura (excepto para Ana), vencejos volando, luz del atardecer, cervecita fría y un par de juegos de mesa. Ya lo estoy deseando.
 
Pero hasta llegar aquí he paseado mis juegos por mis lugares de descanso, casas de amigos, piscinas, etc...
 
A pesar de la llorera de entrada del pasado 19 de Agosto, finalmente no fue tan mal la cosa, la verdad. Da gusto tener buenos amigos, de esos que, a pesar de no gustarles mucho los juegos, se sacrifican un par de noches y juegan conmigo. Y lo peor es que encima ganan los cabrones, en fin...
 


Contra todo pronóstico jugamos una noche a las Cartas de Catán con gran agrado por parte de todos. Como ya he comentado en anteriores entradas, este juego siempre funciona entre no jugones. Se explica en dos patás y se juega rapidito, vamos que no hay que pensar mucho. Sin embargo me dí cuenta de una cosa y es que la Carta del Destino tiene mucho sentido. Esta carta indica el sentido (agujas del reloj o contrario) sobre qué jugador puedes robar cartas. Como ya comenté, yo juego sin esta carta, de forma que puedes "putear" al jugador que más puntos tiene. Pero esto alarga innecesariamente la partida, así que a aprtir de ahora jugaré con la carta. Si es que no sé para que me empeño en cambiar las reglas :-(




En esa misma semana jugamos también al VIVA EL REY!, otro juegazo sencillo y la verdad es que también estuvo muy bien. Incluso se picaron y todo, oye. Este juego me encanta. Tiene un puntillo de pique muy interesante que siempre gusta a todo el mundo. Las partidas son rápidas y la mecánica también, ¿qué mas puedo pedir?
 
Pero todo llega a su fin y mis colegas regresaron, pero aún me quedaba una semana. Nuevos amigos vinieron pero no eran de jugar mucho la verdad, así que me tocó jugar con los más pequeños por las tardes. Allí me veis en la terraza echando partidas al KING OF TOKIO.
 
 

La primera partida fue una toma de contacto y la gané yo. Pero a la siguiente la cosa fue muy distinta. Las bofetadas caían sin parar de uno a otro y entrábamos y salíamos de Tokio como auténticos profesionales. Como sería la cosa que uno de los días les dejé solos 20 minutos y los vecinos nos llamaron la atención de los gritos que proferían los susodichos cafres. Espero que no lleguen a políticos o nos meten en una guerra fijo, je je je.
 
Y por último jugué al POKER por la noche con mi amigo Christian, su hijo y mi hijo. Estuvimos jugando dos noches al TEXAS HOLDEM y nos lo pasamos genial. La primera partida la gané de calle y la segunda iba por igual camino. En esta segunda partida, para darle emoción, les prometimos que les daríamos 10€ si nos eliminaban a Christian y a mí. Al final solo quedábamos mi hijo y yo y le estaba dando una paliza. Sin embargo, previendo el cabreo de los chavales, les hice sudar tinta y acabaron ganando. Su alegría fué máxima y resultó una noche muy divertida.
 

Sí, ya sé lo que estáis pensando... valiente excusa para decir que no sé jugar al Póker, pero os juro que me dejé ganar. Me costó, eso sí, pero me dejé ganar. Lo reconozco.



Y ya en Madrid organicé una partida con mis colegas en "El Buho". En principio íbamos a ser 6 personas, pero al final fuimos 5. Tenía preparados varios juegos; Zombies, Bang y King of Tokio. Prometo hacer una reseña próximamente de Zombies y Bang, palabrita.
 
El Zombies no hay forma de jugarlo, así que se lo dejé "en prueba" a un colega con la esperanza de que me lo compre y terminamos jugando al KING OF TOKIO otra vez. El resultado fué el mismo que con los niños pero con menos gritos. Jugamos 3 partidas y hubo un pique total. Finalmente ganó Alfonso dos partidas y Jorge una, todas ellas in extemis.
 
Bueno, y por último, el pasado jueves echamos un MUS en la terracita de Antonio, el dueño de la casa, un servidor, Ramón y Roberto. El resultado fue que ganamos Roberto y yo en una partida muy intensa.
 
 
Comenzaron ganando Antonio y Ramón por 3-0. No paraban de salirle jugadas a Ramón. Hasta tal punto fue la cosa que yo tenía un dúplex de reyes caballos y le eché un órdago. ME LO GANO CON 4 REYES EL MUY...
 
...pero conseguimos remontar la partida y acabamos ganando dos vacas seguidas por 3-1 y 3-1.
 
Gracias Roberto por tu arte.
Salu2

No hay comentarios:

Publicar un comentario