martes, 1 de mayo de 2012

SABOTEUR - 29/04/12


Este viernes no pudimos jugar ya que la mayoría del grupo se fué de vacaciones el puente entero, así que si Mahoma no va a la montaña, la montaña fué a ver a Mahoma; es decir, que me piré a ver a mis coleguis con toda la familia.

Además del Curriqui (del cual ya he comentado algo) y que empató mi mujer a pesar de odiar los juegos de mesa con Jesús (experto jugador local), pudimos disfrutar del Saboteur.

Desde luego es el juego ideal cuando no hay jugones en la mesa, como era el caso. A eso de las 23:30 aprox, después de la cena decidimos sacar un juego y, tras varias deliberaciones, el Saboteur se presentaba perfecto. Es un juego simple, para jugones y no jugones, se explica muy rápido y pueden jugar un montón. Esa noche jugamos 7 personas y debo decir que el juego funciona muy bien con ese número de jugadores.

Para los que no lo conozcan es muy sencillo. Se trata de construir túneles para conectar la entrada de una mina con una de las tres cartas que se colocan al otro lado de la mesa. Solo una de ellas contiene una pepita de oro (que nadie sabe cuál es al principio), las otras dos solo túneles.

Lo divertido del juego es que al principio de cada ronda, cada jugador recibe un personaje que puede ser un Enano Trabajador o un SABOTEADOR, que es lo más difícil y lo que da vidilla al juego. El papel del Trabajador es colaborar para llegar a la pepita y el SABOTEADOR evitarlo.

Para ello existen cartas con un borde blanco que sirven para entorpecer a los jugadores haciéndoles perder turnos de juego, para quitar cartas de túnel puestas en la mesa o para examinar una de las tres del final, de las cuales una sola tiene la pepita.


Aquí se puede ver cómo los túneles parten de la ficha de la izquierda y se dirigen hacia la derecha. En este caso la carta de abajo a la derecha tiene la pepita y los Trabajadores ganaron.

Cuando los Trabajadores ganan, el primero coge tantas cartas de pepitas como jugadores haya y escoge la que más pepitas impresas tenga, a continuación le toca al siguiente Trabajador y así hasta que todos han cogido pepitas. Evidentemente los Saboteadores no cogen pepitas, de esta forma llegar el primero tiene ventaja ya que pillas más de una carta de pepita. Las hay con 3, 2 ó 1 pepita impresa.

Pero si ganan los Saboteadores, haciendo que todos gasten sus cartas sin llegar a la pepita final, entonces son los Saboteadores los que se llevan cartas de pepitas mientras los demás miran. Muy divertido.

Ser Saboteador no es nada fácil. !!A MI ME TOCO 4 VECES SEGUIDAS Y A NINO 3 VECES!!. Menudo cachondeo, si ya es difícil evitar que te descubra, ni te cuento si te toca siempre.

La partida la ganó Nino por una amplia mayoría. Felicidades compañero. Hubo suerte.

No puedo jugar! Tengo el pico y el carro rotos!!

Juego muy muy recomendable del que ha salido la segunda parte Saboteur 2, que ya estoy deseando pillar. No es caro, no ocupa sitio y siempre funciona. Muy recomendable.

De mis favoritos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario