lunes, 21 de mayo de 2012

JUEGO DE TRONOS, PRIMERA PARTIDA - 14/05/2012



La entrada de hoy viene con cierto retraso ya que voy a hablar de nuestra primera partida al Juego de Tronos que tuvo lugar el pasado lunes 14 de Mayo.

Puesto que Nino, Ramón y yo nos habíamos dado un baño de las reglas del juego la semana pasada, hicimos un rapidísimo resumen de las mismas a Antonio y Ana; los cuales, evidentemente, fliparon en un principio. Sin embargo cogieron el 80% de las reglas y el objetivo del juego, por lo que la partida comenzó sin mucha dificultad. Creo que le dedicamos unos 20 minutos a la explicación de todo.

Repartimos las casas un poco al azar y un poco a selección de algunos. La elección de la casa es muy importante ya que cada casa ocupa un lugar concreto al comienzo de la partida y la estrategia y posibilidades de cada una son muy diferentes. Al final de la partida sacamos la conclusión que lo mejor es repartirlas al azar.

Para que os hagáis una idea pensad en un rectángulo y colocadlo con los lados más cortos arriba y abajo. En la parte superior aparecen los Stark de color blanco que se cogió Ramón. En el centro podríamos decir que es el meollo del juego y donde coinciden los Geyjoy, de color negro que le tocaron a Antonio, los Lannister de color rojo que me cogí yo y los Baratheon de color amarillo que se cogió Nino.



En la parte inferior están los Tyrell de color verde que se cogió Ana y un sexto jugador (Martell) que no había y que se sustituye por un montón de fichitas que relfejan la resistencia o fuerza que presentan principalmente al jugador verde.

Al parecer los Lannister en la serie son los malos, así que me gané la "simpatía" de Nino y alguno que otro. Para colmo era el único que de partida compartía directamente frontera con otro jugador, Antonio (Greyjoy), así que decidimos llevarnos bien desde el principio.

La partida comenzó despacito. No hay mucho que hacer al principio y creo que es lo bueno del juego, una vez que ya has jugado claro. Te permite aprender las reglas básicas sin meterte en follones, coger algunas fichas de poder y con suerte apostar por los favores del Trono, la Espada y el Cuervo. Fuimos cogiendo poco a poco los territorios con más barriles impresos ya que eso nos daba la posibilidad de utilizar más ejércitos. La verdad es que los Lannister tienen las de ganar en ese sentido. A la segunda ronda salió la carta de suministro o una elección del Cuervo, ya no recuerdo bien, y me pillé 5 barriles del tirón que me permitía tener el mayor número de tropas de todos los presentes.

Ramón (Stark) se expandía por el Norte como Pedro por su casa. Tenía mucho territorio libre y al igual que Ana (Tyrell) se dedicaron a expandirse. Ana lo tenía mucho más fácil, ya que sólo tenía que avanzar hacia el sur donde estaba el sexto jugador sustituido por las fichas que ofrecía poca resistencia; de hecho no podía eliminarle unidades, así que se pasó toda la partida conquistando esas fichitas y territorios. Bien es cierto que al final nos dimos cuenta que de esa forma no podía ganar, ya que para tener 7 castillos, tenía sí o sí que pegarse con Nino (Baratheon) o conmigo (Lannister); pero no  le dió tiempo.



Antonio (Greyjoy) iba a su bola y compartía frontera con Ramón (Stark) y conmigo (Lannister), pero no le fué mal. Su estrategia, más que conquistar mucho, fué protegerse bien, con muchos caballeros y desde luego no le iba mal.



Y alrededor de la 6ª ronda se montó la mundial. Nino (Baratheon) chocó con mi expansión (Lannister) en medio del tablero. Yo ya tenía 5 castillos y él 3 ó  4. El caso es que durante un par de rondas nos fuimos cogiendo y quitando zonas hasta que Nino (Baratheon) ganó en una jugada sorpresa que capturó dos de mis castillos de golpe. La verdad es que todos se lo agradecimos ya que llevábamos 2h 45min aprox jugando y era bastante tarde. Ana no tenía fiesta y era hora de acabar.


Yo, que había estado en la cabeza de la calsificación acabé el último con un mísero castillo. La verdad es que jugué fatal. Me dediqué a probar todas las fichas y posibilidades y así me fué.

La jugada final
Conclusiones:
A todos nos dejó un buen sabor de boca. Incluso a Antonio y Ana que no sabían jugar. Al principio había que ver la cara de Antonio que avecinaba una crítica salvaje o lanzar el tablero por el balcón; pero a la segunda ronda ya estaba en el juego.

De hecho queremos volver a jugar. Ahora que todos conocemos las reglas y las estrategias de cada casa, parece todo más claro.

Como ya he comentado las estrategias de cada casa son muy diferentes. Los jugadores del Norte y Sur lo tienen muy fácil al principio pero aunque se expanden mucho tampoco consiguen muchos barriles, aunque sí muchas fichas de poder.

Lo chungo está en el medio. Los Lanninster, Geyjoy y Baratheon se llevan la palma y son los que más cuidado deben tener pues están más expuestos.

En definitiva, un muy buen juego, un poco duro y muy muy estratégico, donde no se deja nada al azar.

Como crítica se podría decir que se ralentiza un poco a la hora de la colocación de fichas si hay algún jugador que se lo piensa mucho, pero ¿en qué partida no te ocurre eso? Bueno sí, en un Jungle Speed, claro, pero hablamos de otra división, ¿vale?

En cuanto a las peleas también lo ralentizan un poco, pero se resuelven rápido y, aunque los demás jugadores están a la espectativa, resulta entretenido ver qué cartas sacan los contendientes para resolver la batalla.

Curiosidades:
Jugamos toda la partida mal. Durante esta semana he estado mirando los foros y descubrí que las acciones se juegan por turnos pero no todas las acciones de cada jugador a la vez. Es decir, si Nino tiene 2 acciones de ataque y es el primero y luego voy yo con otras 2 acciones de ataque; no se resuelven las dos acciones de Nino y luego las mías, sino que primero una de Nino, luego una mía, otra de Nino y otra mía. Si hubiéramos jugado así, la última jugada no hubiera sido posible.
Pero tranqui Nino, que la victoria es tuya sucio Baratheon.


No hay comentarios:

Publicar un comentario