domingo, 22 de abril de 2012

ALHAMBRA - 20/04/2012


Esta semana decidimos hacer una votación por Google para ver a qué jugábamos y finalmente, tras varias discusiones (Nino está emperrado en jugar al munchkin) a pesar de la votación, decidimos desempolvar el Alhambra. La familia López tiene este juego y la ampliación de 4 juegos, que no recuerdo cómo se llama, pero que incluye las murallas, unos personajes, los diamantes y los campamentos. Las ampliaciones le añaden un punto muy bueno al juego que personalmente agradezco. Ya de por sí el juego base es muy bueno pero con las ampliaciones mejora bastante.


Como no queríamos complicarnos mucho la vida recordando reglas, quitamos los personajes y las murallas pues no recordábamos cómo jugar, así que solo usamos los diamantes y los campamentos. En esta ocasión estábamos los habituales, Ana, Antonio, Nino, Ramón y yo. La partida comenzó alrededor de las 22:00 con buen ritmo.



Ramón no paraba de pillar fichas con pago exacto y era un candidato claro a ganar. Yo por el contrario no pillaba nada exacto, me tocó el último y se notaba. A Nino también le pasaba lo mismo, sólo nos dejaban los restos, la verdad. Y llegó el primer recuento...


Ana tenía un montón de fichas moradas y enseguida pilló la cabeza. Nino y yo, nos manteníamos a prudente distancia gracias a las murallas, pero lo veíamos muy negro, la verdad. Ramón seguía pillando exactos y la cosa se iba igualando. La verdad es que mi Alhambra era un desastre, no crecía y estaba muy atascado. Tuve que dejar algunas fichas en la reserva y recolocarlas varias veces. Antonio, en la sombra iba a lo suyo y estaba haciendo una gran muralla también y cogiendo fichas blancas, verdes y marrones (del medio de la puntuación) lo que no auguraban un gran futuro. De hecho, no tenía ni una morada. Y así llegó el segundo recuento...


Como "se puede apreciar" estábamos todos bastante igualados, y seguimos jugando ya con la presión de las pocas fichas que faltaban. Ramón ya no pillaba exactos, Nino y yo seguíamos atascados, aunque Nino pilló un par de moradas. Antonio a lo suyo y Ana no veía clara su muralla. Y llegó el final del juego...


SORPRESA!!! Antonio nos ganó a todos sin apenas tener fichas moradas. La verdad es que creemos firmemente que hizo trampas al contar, pero no podemos demostrarlo, así que... felicidades por la victoria. En segunda posición quedó Ana, luego Ramón, Nino y por último yo. ¡Qué desastre! Lo pasamos muy bien, como siempre que jugamos a este juego.

Es un muy buen juego para no jugones o para iniciar al personal. Tiene algo de tensión, poco puteo y un pelín de estrategia. Eso sí, es fundamental que los jugadores no se eternicen pensando, ya que con 5 jugadores como jugamos, se ralentiza mucho. A mí me parece que el número perfecto es 3 jugadores. En nuestro círculo de jugones gusta a todos, aunque Nino protesta un poco... pero tranquilo que la semana siguiente jugaremos al Munchkin, haya paz!

Es un juego muy similar al similar al Aventureros al Tren. Tienen en común la mecánica de coger cartas o hacer acciones, que es en lo que se basa todo el juego. Personalmente me gusta más el Aventureros al Tren, al que espero podamos jugar dentro de poco. Todo depende de las votaciones ;-)

Panorámica del tablero y del maravilloso mantel "perfecto" para jugar
Y tras esta memorable partida, Ana se fue a dormir (para variar) y volvimos a nuestro querido MUS. Terminamos la anterior partida ganando Antonio y yo con resultado final de 3 vacas a 2 frente a Nino y Ramón.

Tras esta espectacular remontada, cambiamos las parejas y me tocó con Nino. Perdimos por 3 - 1, esa vaca y ahí lo dejamos para otro día.

sábado, 14 de abril de 2012

CIUDADELAS - 13/04/2012


Ya estamos por aquí otra vez! En esta ocasión desempolvamos un juego al que hemos jugado poco y sobre el que hay miembros a favor y no tan a favor, Ciudadelas. Tengo la Segunda Edición de Edge, que trae 8 personajes más, pero siempre hemos jugado con los básicos, como esta noche.

Es un juego de cartas, luego cabe en cualquier sitio; de hecho, a la caja le sobra algo de espacio. En mis viajes suelo llevarlo dentro de la caja de otro juego. Bueno, al grano.

El juego se compone de 8 personajes básicos (Asesino, Ladrón, Mago, Rey, Obispo, Mercader, Arquitecto y Condotiero), de un montón de cartas que representan edificios (cartas de distrito) y de unas cuantas fichas o monedas con las que podremos comprar las cartas de distrito.


Al comienzo del juego, cada jugador tiene 4 cartas de distrito y 2 monedas. A continuación, se barajan las cartas de personaje y dependiendo del número de jugadores, se dejan boca arriba y boca abajo 1, 2 o hasta 3 cartas. Estas cartas no juegan en esta ronda y los jugadores saben qué personaje no juega si está boca arriba o no pueden saber cuál está boca abajo.

Uno de los jugadores es el Rey y coge el resto de personajes y en secreto escoge uno. A continuación pasa las cartas al jugador de la izquierda que escoge otro personaje y así hasta el último que elige el último. Tal y como está hecho el juego, el último jugador escoge siempre entre dos personajes y deja el otro boca abajo en la mesa.

Cada personaje tiene unas propiedades especiales:

1. El Asesino mata a un personaje a su elección; el cual no juega en esa ronda.

2. El Ladrón roba dinero a un personaje que debe nombrar y cuando llegue el turno de ese personaje (si es que no está descartado boca abajo) le quita el dinero que tenga antes de empezar a jugar.

3. El Mago, puede cambiar sus cartas de distrito con las de otro jugador o con el mazo central.

4. El Rey se convierte en el primer jugador que escogerá los personajes en la siguiente ronda, y recibe una moneda por cada distrito con un punto amarillo que el jugador tenga boca arriba enfrente suyo.

5. El Obispo no puede ser atacado por el Condotiero y recibe una moneda por cada distrito con un punto azul que el jugador tenga boca arriba enfrente suyo.

6. Mercader coge una moneda y recibe una moneda por cada distrito con un punto verde que el jugador tenga boca arriba enfrente suyo.

7. El Arquitecto coge dos cartas de distrito y puede construir (poner boca arriba frente a él) más de una carta de distrito.

8. El Condotiero puede eliminar una carta de distrito de un jugador pagando una moneda menos de lo que le costó a ese jugador y recibe una moneda por cada distrito con un punto rojo que el jugador tenga boca arriba enfrente suyo.

Una vez escogidos los personajes se empieza a nombrar por orden a los personajes para que empiecen a jugar (1. Asesino ... 8. Condotiero)

En el turno de cada jugador, además de su acción especial, puede hacer una de estas cosas:

1. Coger dos monedas
2. Coger dos cartas de distrito y devolver una de ellas al final del mazo

A continuación puede poner solo una carta de distrito (excepto el Arquitecto) boca arriba frente a él pagando el número de monedas que indica la carta. No se pueden poner dos cartas con igual nombre.

Y ya está! Cuando un jugador pone su octava carta de distrito en la mesa se puntúa; es decir se cuentan cuántos puntos suman los puntos de las cartas. Hay bonificaciones adicionales por acabar el primero, construir 8 cartas de distrito y tener distritos de los cinco colores. Además del amarillo, azul, verde y rojo existen cartas especiales de color morado que hacen acciones especiales.

Bueno, pues lo dicho, empezamos a jugar prontito, a eso de las 21:30 aprox. Ana nos tenía preparada una cena "especial" a base de fruta para variar. ¡Cómo nos cuidas!


Aquí podéis ver que también me llevé el UGHA BUGHA, pero de eso haré una reseña otro día...

Y antes de jugar, Ana nos presentó a la "Mariquita boxeadora". Nuestra hucha para ahorrar pasta para los juegos. Gracias Isabel por tan amable donación a la ludoteca. Ahora que la dejamos con hambre, porque nadie metió pasta excepto Nino que ni siquiera llegó al 50% de lo acordado cada semana. Esperemos que la semana que viene recuperemos y empecemos a ahorrar para más juegos...


Bueno, comenzamos a jugar y, aunque Antonio no estaba muy convencido, al final se metió en el juego. Comenzamos muy modositos, el Asesino no se eligió hasta más o menos la mitad de la partida y el Condotiero tampoco eliminó fichas.

Ana colocaba pocas cartas pero con muchos puntos y yo muchas cartas con pocos puntos. Todo marchaba bien hasta que todos tuvimos 5 cartas sobre la mesa, momento en el cual se empezaron a utilizar los personajes de puteo.



Nino me mató dos veces mi personaje dejándome sin jugar y alguien le destruyó a Ana y creo que a Antonio un par de cartas con el Condotiero. Yo le cambié las cartas a Antonio con el mago. Para entonces ya cogíamos cada ronda 2 ó 3 monedas más de las que nos corresponden y enseguida teníamos cada uno 6 cartas en la mesa.

Al final ganó Ana colocando su octava carta con el Arquitecto (penúltimo jugador), por lo que no dió tiempo a nadie a reaccionar.


Combinación ganadora de Ana

El resultado:

Ana 33, Antonio 29, Mario 26 y Nino 21

Conclusiones:

A mí este juego me gusta mucho, pero reconozco que tiene un pequeño fallito y es que a veces resulta muy complicado elegir el personaje con el que vas a jugar y nos tiramos demasiado tiempo pensando. Eso ralentiza un poco el juego, pero la estrategia que se crea lo compensa. Estuvimos jugando un poco más de una hora y todos quedamos satisfechos. El nivel de puteo fue moderado (raro en nosotros) y lo pasamos bien, la verdad.

En ese momento llegó Ramón y cambiamos de juego...

CURRIQUI - 13/04/2012


Y tras el Ciudadelas decidimos dejar el lado Friki a un lado y sacamos una baraja española. Sí, eso he dicho, una simple baraja española con sus 40 cartas y nada más. El motivo? Pues que la famila López, tras recibir un baño de agro-cultura por tierras de Extremadura, se trajo un sencillo juego de cartas llamado CURRIQUI y se empeñaron en que jugáramos un par de partidas.

He estado buscando y rebuscando por Internet y no encuentro nada de nada acerca de este juego, así que trataré de hacer la que creo es la primera reseña de este juego en Internet.

Es un juego muy sencillo y al que pueden jugar hasta mi ahijada de 6 años, que está hecha una experta.

Se barajan las cartas y se reparten 3 a cada jugador y 3 en el centro boca abajo. El primer jugador decide si cambia sus cartas con las del centro o les da la vuelta y se empieza a jugar. El primer jugador tiene la opción de dar un par de golpes en la mesa y "cerrar", con lo que se da una vuelta y al llegar a él se muestran las cartas y se cuentan los puntos (ahora lo explico, tranquilos!).

Bueno, a partir del segundo jugador y en el sentido de las agujas del reloj, cada jugador puede cambiar todas sus cartas con las del centro o una carta de su mano con las del centro. Asi se sigue hasta que alguien cierra como he explicado antes...

¿Y cómo se puntua? Fácil. Las cartas tienen su valor, excepto el AS que vale 11 y las figuras que valen 10. Solo suman las cartas del mismo palo. Hay dos excepciones:

Si haces un trío o una escalera de 3 cartas del mismo palo, puntúas 30 puntos
Si haces un trío de ASES, haces CURRIQUI y todos los demás jugadores pierden un punto

Una vez se hace el recuento, el que menos puntos ha sumado se anota una derrota y cuando alguien llegue a 5 derrotas, deja de jugar. Así hasta que solo queda un jugador que es el ganador.

Bueno, pues echamos dos partidacas.

En la primera Nino fue eliminado el primero, luego yo y en la última jugada Ramón sacó los mismos puntos que Ana y Antonio, ganando Antonio que no tenía ninguna derrota apuntada, mientras que Ana y Ramón tenían 4.

En la segunda Antonio (ya con sueño) fué eliminado el primero, luego yo, después Nino y por último Ana ganó a Ramón en un reñido mano a mano.

Conclusiones:

Está chulo. No te rompes la cabeza más allá de recordar unas pocas cartas, pero a mi gusto dependes demasiado de la suerte. Eso sí, para pasar el rato sin complicarte y si encima hay niños es perfecto.

Me recuerda mucho al juego de las 31, al que jugaremos (¿verdad chicos?) y del cual haré una reseña.

Y a eso de las 00:00 aprox Ana decidió irse a dormir. Nos miramos Antonio, Nino, Ramón y yo y dijimos... MUS! HAY MUS!

MUS - 13/04/12


Poco voy a decir del mus, salvo relatar la partida que para mí fué épica. Me tocó jugar con Antonio que estaba ya más que dormido a pesar que decía que no. Ramón y Nino enfrente nuestra.

La primera vaca terminó con un ignominioso 3-0 para Ramón y Nino que no hacían más que pillar cartas a mansalva. Perdimos la cuenta de cuántas 31, duplex y 3 reyes les salieron. Yo ya no sabía qué hacer y me dediqué a metir como un bellaco. Algunos tantos me llevé, pero no fueron suficientes. Antonio pillaba menos que Robinso Crusoe y poco podíamos hacer.

Al acabar la vaca, nos volvimos a mirar (excepto Antonio que seguía con su seña de ciego constante) y continuamos otra vaca a eso de las 00:45.

Esta vaca fue para mi gusto impresionante, seguramente influido porque la ganamos 3-0: eso sí, con bastante esfuerzo. El final fué bastante épico. Estábamos a pocos tantos y Ramón y Nino nos echaban órdagos sin piedad, hasta que llegó la chica y yo hice un gesto como de preocupación. Nino se envalentonó y aceptaron el órdago. Mis 2 pitos y un 4 hicieron el resto. Victoria final para Antonio y para mí en esta vaca. Resultado final... empate. CONTINUARA...

Antonio haciendo la seña de ciego... ¿o está dormido?

viernes, 6 de abril de 2012

TARDE DE JUEGOS 1/3 - VIVA EL REY - 05/04/2012


El pasado jueves santo, nos reunimos en casa de mis cuñaaaos con unos amigos comunes a pasar la tarde. No hacía muy bueno así que decidimos sacar algunos juegos de mesa para amenizar la velada. Puesto que había presentes dos amigos no aficionados a los juegos de mesa, y previendo que la tarde se presentaba perfecta para jugar, me había llevado el Viva el Rey, el Saboteur, el Jungle Speed y el Sombras de Londres por si solo mi cuñado y yo decidíamos jugar.

Les preguntamos si querían aprender a jugar a algún juego diferente a los habituales y aceptaron, así que sacamos el Viva el Rey, lo explicamos y empezamos a jugar.


Ya sé que las imágenes no son de gran calidad y que le podría regalar un nuevo mantel a mi cuñaaa, pero en este blog encontraréis imágenes y comentarios reales, con su luz de tunsgteno y led. Prometo intentar mejorarlas, pero es que a veces solo tengo a mano mi móvil y no da para más el pobre :-)

En fin, como ya he comentado en otra reseña anterior las reglas, no las vuelvo a comentar aquí. Eso sí, me reitero en que este sencillo juego es un magnífico introductor a los juegos de mesa para gente que no ha jugado nunca. Nuestros amigos cogieron enseguida las reglas y llegaron las primeras risas y las primeras decapitaciones.


El resultado de la partida fue:

Mario     62 (18, 19 y 25)
Jose       56 (15, 21 y 20)
Rocío     63 (20, 22 y 21)
Elsa        55 (17, 21 y 17)
Nani       53 (13, 19 y 21)
Cristian  36 (12, 12 y 12)

¡Rocío me ganó por un miserable punto! Y era la primera vez que jugaba. También hay que destacar la habilidad de Cristian para sacar en las tres rondas la misma puntuación (12 puntos) que queda muy bonito pero le da el último puesto.

En fin, una vez acabada esta partida, y ya "calentitos", decidimos sacar el Skull and Roses.

TARDE DE JUEGOS 2/3 - SKULL AND ROSES - 05/04/2012


(... viene de la entrada anterior)

Tras el Viva el Rey sacamos el Skull and Roses, juegazo para romper el hielo y sacar unas risas y puiques al personal. Las reglas son bastante sencillas...

Cada jugador tiene tres "posavasos" con la imagen de unas rosas por un lado y otra con una calavera. Por el otro lado los cuatro posavasos tienen la imagen de un equipo.


Se trata de un juego de apuestas y faroleos. La idea es poner en la mesa una carta inicial (ocultando si es rosas o calaveras). El primer jugador puede optar por poner otra carta encima y pasar turno o decir el número de rosas que puede dar la vuelta empezando siempre por la primera carta de su montón.

Si ha pasado, el segundo jugador puede hacer lo mismo y así hasta que alguien dice un número. Entonces los jugadores por turno van subiendo la apuesta o pasando, hasta que alguien se arriesga e intenta levantar el número de calaveras apostado.

Es mucho más difícil de lo que parece y las risas están aseguradas. Para muestra un botón.



Nuestros amigos no jugones disfrutaron un montón y nosotros también. Creo recordar que la primera partida la ganó Rocío y la segunda Cristian, pero quizá no, no me acuerdo. Lo que sí recuerdo es lo bien que lo pasamos. Incluso Jose que perdió sus cuatro cartas en cinco rondas y asistía al espectáculo se lo pasó genial.

Un juego muy, muy, muy recomendable. Risas garantizadas. Es muy transportable, con materiales muy bien terminados, aunque quizá para mi gusto un pelín caro, pero soportable. Y por último con un poquito de imaginación, se pueden variar las reglas a tu gusto haciéndolo aún más interesante (yo ya tengo tres versiones diferentes).

Para los que no quieran gastarse dinero se pueden fabricar uno fácilmente, pero de verdad que no merece la pena. Se amortiza enseguida y siempre triunfa. Perfecto para la sobremesa y si hay alguna copilla por medio (sin pasarse) ni te cuento.

Si has llegado hasta aquí, seguro que te lo compras. Y si no te gusta escribe en este blog porqué. A mí no se me ocurre nada la verdad.


TARDE DE JUEGOS 3/3 - JUNGLE SPEED - 05/04/2012


(... viene de la anterior entrada)

y tras el Skull and Roses, sacamos la estrella de los juegos de mesa para grupos, el juego que siempre triunfa y con el que mejor te lo pasas. Con todos ustedes ¡Jungle Speed!

Como seguramente ya sabrás el juego consiste en sacar cartas con dibujos abstractos y estar muy atento por si salen dos iguales en forma. Si esto ocurre, los jugadores que tengan la coincidencia tienen que coger un palo que se coloca en el centro de la mesa y que lo llaman totem; aún no sé bien porqué, pero bueno. También hay cartas de acciones especiales que lo complican un poco; todos a coger el totem, todos a poner la mano en el totem, coincidencia de colores o juega con las cartas del de la izquiera (esta es la más chunga).


Aquí arriba véis imágenes de la web de las piezas del juego.

Como véis el juego es muy muy sencillo y divertido. Cuesta 20 € y hay una ampliación por 15€ que trae 80 fichas adicionales y una bolsa de transporte. Me pasa como con el Skull and Roses, me parece un pelín caro pero es un acierto seguro como regalo para todas las edades. Incluso hay una versión con los Rayman Rabbits que es la bomba y hará las delicias de los más peques. Mi hijo se la compró y solo juega con esa ampliación con sus amigos.

Bueno, al lío. Tras una breve explicación por parte de mi señora esposa, empezamos a jugar, quitando las cartas especiales de jugar con el de tu izquierda.

Fijarse en la concentración de Nani y Cristian
Y bueno, para qué contaros. Fué un cachondeo, como siempre. En este juego la experiencia es un grado, es lo único malo que se puede decir de este juego. Los que ya hemos jugado tenemos ventaja ya que apreciamos las sutiles diferencias entre las cartas, pero como todos caemos en las trampas y palmamos, aquí nadie se salva.


Nani y Cristian palmaban sin cesar. La primera partida evidentemente la acabaron con casi la mitad de cartas cada una, pero en la segunda ya se comportaban como profesionales.

Comentaros que llevé este juego a un pueblo de Avila y estuvimos jugando con gente de 70 años y más. Si esta buena gente se ha atrevido a jugar a este juego, es que puede jugar cualquiera.

Y nada más, se nos acabó la tarde y ya nos dolía la tripa de reír. Muchas gracias Nani y Cristian por vuestra compañía y gracias cuñaaaos por la casa, las salchichas, la bebida, etc, etc...



martes, 3 de abril de 2012

WINGS OF WAR - 02/04/2012


¡Vaya semanita de jugar que llevo, no me lo creo! Y es lo que tienen las vacaciones (bueno yo no tengo pero como si las tuviera), que se planta la gente en casa y... a jugar! En esta ocasión mi cuñaaaaao se trajo el Wings of War bajo el brazo; y se lo agradezco un montón pues tenía unas ganas tremendas de probarlo.

Este es un juego para dos jugadores, aunque podrían jugar más, pero en mi círculo de jugones queda descartado de partida. Además la temática es de la línea pura de mi cuñaaaao; es decir, juegos de guerra. Con este ya son cuatro juegos de guerra a los que jugamos; Risk (en la Play que está muy bien), el Memoir44 (en PC y tablero), el Marea de Acero (para el veraneo) y el Wings of War.

Os cuento un poco de qué va ya que es muy diferente a todo lo que hemos jugado. Para empezar no tiene tablero, por lo que se puede jugar prácticamente como se quiera. Jose escogió un escenario muy simple en el que participan solo 4 aviones, dos por cada bando, a pesar que se había traído varias ampliaciones.


Se colocan ambos aviones en el borde de la mesa pegado a cada jugador y luego cada jugador escoge 3 cartas que permiten hacer acciones diferentes (giros, loopings, paradas...). Las cartas tienen una línea azul que define la trayectoria y una flechita que indica donde acaba el avión y en qué dirección. Para jugar los jugadores van levantando cartas a la vez, de forma que todos los aviones se mueven a la vez por cada una de las 3 cartas.

Para jugar una carta hay que poner la carta haciendo coincidir la trayectoria con la flechita del extremo de la carta del avión y luego mover el avión donde acaba la trayectoria.


De este modo los aviones van moviéndose físicamente por "el tablero" (en mi caso la mesa) hasta que alguno se acerca lo suficiente para poder disparar a otro avión. En ese momento se utiliza una ficha especial que mide la distancia entre los aviones y dependiendo de lo cerca que estés, el avión impactado coge una o dos cartas de evento.


Las cartas de evento tienen números que se van sumando y cuando alcanzan el máximo indicado en cada carta del avión, es derribado. Las cartas también limitan las acciones de los aviones. Las hay que afectan al timón impidiendo que puedas girar a la dcha o a la izqda, otras que incendian el motor, otras que encasquillan la ametralladora... en fin, muy realista. Cuando un avión recibe una limitación de estas lo pasas realmente mal.

La única pega que le veo al juego (por decir algo) es que depende muchísimo de la honestidad de los jugadores, ya que las cartas no se enseñan y depende de los jugadores hacer o no trampas.

Por si todo lo anterior fuera poco, los aviones reflejan la realidad de la época, de tal forma que dependiendo del avión unos giran más cerrado, otros avanzan más, algunos hacen eses... la bomba!

Y aún hay más (pero no lo he probado). También existen misiones de fotografía y bombardeo y... de lo que quieras porque aquí la limitación es la imaginación.

Para variar, como en las últimas partidas, tuve que dejar la partida a medias en lo más emocionante. Uno de mis aviones tenía 13 puntos de daño, el timón averiado y la ametralladora encasquillada por 3 turnos. Mi otro avión estaba ileso y perseguía implacable a uno de los aviones de Jose.

Jose tenía los dos aviones tocados. Uno de ellos no podía girar hacia un lado y el otro andaba muy maltrecho. Además se avecinaba un enfrentamiento de al menos el mío "bueno" contra los dos suyos. No sé qué habría pasado, pero de verdad que estaba emocionante.

Muy recomendable, no ocupa nada a pesar de las cajas y muy muy fácil de aprender y jugar. Gracias cuñaaaao.

Detallito del panel de cada jugador



CATAN - 01/04/2012


(...viene de la entrada del Carcassone)

Tras la partida de Carcassonne, Oscar se empeñó en que jugáramos al Catán y, aunque a mí me parecía un juego muy complicado para Sarita, ella aceptó con gusto que se lo explicara. Tal y como yo pensaba prestó bastante atención al principio de la explicación pero según avanzaba en ella, se perdió un poco, así que decidí que lo mejor era jugar y ver qué pasaba.

Colocación inicial

Colocamos Oscar y yo las fichas de Sara en los mejores sitios y le dejamos una ciudad y un pueblo para empezar, a pesar de ser el juego básico para que tuviera ventaja. Oscar protestó y le dejé también una ciudad y un poblado; pero eso sí, los tenía que colocar él. Y al final me tocó a mí con dos poblados y por supuesto en los peores sitios.

¡Así no se nos pierden los dados!

Poco a poco fuimos jugando y Sarita ya sabía todas las reglas, cambiaba cartas, se hizo la carretera más larga; en fin, una campeona. La verdad es que me dejó asombradísimo. Lástima que no pudiéramos terminar la partida pues sus papis decidieron que ya era hora de irse a casa, así que tuvimos que dejarlo a medias. No hubo ganadores ni vencidos, solo diversión. Gracias Sarita (y Oscar) me lo pasé fenomenal.