sábado, 31 de marzo de 2012

CATAN 3D - 23/03/2012


Y ya por último jugamos al Catán 3D, Antonio, Nino, Ramón y yo. Teníamos muchas ganas de jugar un "Catán a muerte" en la terracita. Hacía muy bueno y todo apuntaba a una partida épica.

A mí el juego en 3D no me gusta mucho, la verdad. Es precioso y todo lo que tú quieras, pero pierdes de vista algunas piezas que se esconden tras algunas piezas del tablero, sobre todo las montañas. Las carreteras se camuflan demasiado con las piezas, pero eso sí, queda súperchulo.

Otra cosa que no me convence mucho son las fichas trasparentes de los números. ¿Porqué tienen que ser transparentes? Así no hay manera de ver claramente los números. Creo que las tendrían que haber puesto un poco opacas. Quedarían mejor, sin duda.

No voy a explicar las reglas de este juego ya que todos las conocemos de sobra. Eso sí, puntualizar que en casa de Antonio y Ana, se juega con "sus reglas". Algo que ha dado mucho que hablar en muuuuchas noches. Jugamos con la expansión de Ciudades y Caballeros.

Me tocó "la suerte" de ser el primero. Siempre he estado en contra del sistema de colocación de pueblos y ciudades. Creo que es enormemente injusto para el primer jugador, y claro, así me fué. Nino fué el último.

¿Parece una pizza verdad?
¿Se ve el 4?

El caso es que ya desde el principio se presagiaba la tragedia. No me quedó más remedio que poner mi ciudad al lado del desierto y conectada a un campo de trigo y otro de ladrillos. Vamos que me iba a forrar a cereal y ladrillos pero no iba a pillar ni una carta de desarrollo, craso error. Tenía buenos números, 6, 5, 10 y 11. Nino se colocó en dos sitios con el 8 y el resto repartidos. Antonio y Ramón apostaron por mi 11 y algunos otros 4 y 6.

El caso es que en 7 u 8 rondas ya habíamos perdido Antonio y yo nuestra ciudad. No paraba de salir el 8 y Nino se forraba a cartas y las perdía también en cuanto salía un 7. Ramón intentaba contener el avance de sus caballeros, pero poco le duró.

Antonio, hizo un cambio estratégico del 9 por el 5 en un campo a ver si había más suerte pero nada. Antonio y yo ya habíamos abandonado la idea de construir caballeros y luchábamos por recuperar la ciudad. Nino protegía 5 ciudades y Ramón 3. Vamos, que no hacía ninguna falta. Que se pelearan ellos.

En la terracita tan agustito


Ramón creó una segunda ciudad justo antes de que llegaran los bárbaros y calculó mal el número de caballeros. Resultado -> ciudad fuera. Vaya careto que se le quedó.

Por entonces Nino ya arrasaba y el 8 no dejaba de salir. Yo conseguí recuperar mi ciudad y construir un pueblo. Antonio ya tenía también su ciudad y Ramón llevaba 2 ciudades también. Y casi sin darnos cuenta, Nino ganó. TENIA 16 CARTAS EN LA MANO (y yo 3).

MI TESOOOORO!

Fué un paseo para Nino. Había conseguido uno o dos puntos con los caballeros, ganó otro por la cara con una carta, tenía la carretera más larga... en fin, una masacre. La partida creo que no pasó de los 50 minutos.

Resultado final; Nino 13 (y porque dejamos de contar), Ramón 7, Antonio 6 y yo un lamentable 4.

VIVA EL REY! - 29/03/2012


El segundo juego de la noche, ya sin niños, fue el Viva el Rey! a petición especial de Antonio que le encanta este juego.

Se trata de un juego rápido y entretenido que gusta a todos los públicos. He de confesar que cuando lo compré (de segunda mano) no daba un duro por él y pensé que iba a fracasar en nuestro pequeño círculo de juegos, pero cual ha sido mi sorpresa que gusta a todos. También lo he probado con no iniciados e igualmente les ha gustado.

El juego es sencillo. Cada jugador tiene una tarjeta donde vienen escritos los nombres de las fichas/personajes que a él le valen para puntuar. De esta forma hay personajes que valen a más de una persona y personajes que solo le valen a uno.

El tablero se compone de 7 pisos numerados del 0 a 5 y el trono que es el 10. Tras una colocación por turnos de todas las fichas entre los pisos 1 a 4 comienza el juego. Cada jugador en su turno sube un piso la ficha que quiera no pudiendo haber más de 4 fichas en cada piso.


Y ahora viene lo divertido. Si algún jugador sube una ficha al trono, entonces todo el mundo tiene que votar. Cada jugador tiene una ficha de voto positivo y varias de voto negativo (¡que le corten la cabeza!). Si al menos una persona saca un voto negativo, esa ficha es eliminada del juego y no cuenta para puntuar. Sin embargo, el que saque un voto negativo pierde la carta de voto negativo. Los votos positivos vuelven a la mano del jugador.

Si todo el mundo vota positivo, esa ficha se proclama Rey y se recuentan los puntos. Miras tu carta de personajes y miras en qué piso está anotándote los puntos. Por ejemplo, si tengo una ficha en el Rey (10 puntos), una ficha en el piso 4 (4 puntos), dos fichas en el piso 2 (2 puntos cada una) y dos fichas eliminadas (0 puntos), tendría 18 puntos.

En esos momentos es cuando se producen más risas. En la partida que jugamos, la primera vez que votamos todos votamos que sí y nadie tenía el personaje que ocupaba el Rey. Esto ocurre a menudo pues nadie quiere perder pronto sus votos negativos y confía en que algún otro saque la carta de voto negativo. A veces ocurre lo contrario y el personaje es vilmente eliminado con múltiples cartas de voto negativo.

Se juegan tres rondas, según el juego pero puedes hacer lo que quieras, claro, y el que tenga más puntos gana. Simple, rápido y risas aseguradas.

En la partida que echamos esa noche, en la primera ronda todos votamos que sí de farol, el resultado fue:

Ana 22, Nino 23, Mario 21, Ramón 19 y Antonio  18


A la segunda ronda Ana tuvo que ausentarse y seguimos jugando los cuatro magníficos. Aquí ya se produjeron varias decapitaciones, algunas con un solo voto y otras con 3 votos. Yo me mantuve con una carta de voto positivo escondida bajo la mesa al menos 3 votaciones sin que nadie se diera cuenta que solo me quedaba esa carta y al final me salió bien.

Nino 9, Mario 23, Ramón 19 y Antonio 10

Decidimos dejar de jugar ante mi aplastante superioridad y porque queríamos echar un Catán 3D, así que ahí lo dejamos.

FANTASMA BLITZ - 29/03/2012


Para contradecir el título de este blog y debido a la inminente salida de vacaciones de algunos miembros del blog, decidimos quedar el jueves en lugar del viernes.

Tenía echado el ojo a este simpático juego gracias a una entrada reciente en un blog (no recuerdo ahora cual era, la verdad) y me decidí a comprarlo en GeneraciónX (no sé cuánta pasta llevo ya allí). La idea era hacerle un regalo a mi ahijada de 6 años y, aunque el juego es para 8 años, pensé que era una buena idea. Tiene muñequitos y muchos colores. Se parece al Jungle Speed un poco y las instrucciones son muy fáciles.


Echamos algunas partidas y enseguida se vió el porqué de los 8 años. Mi ahijadita la pobre no pillaba una. Su hermana de 8 años sin embargo jugaba a un nivel alto. En cualquier caso les ha gustado mucho, así que... me apunto un éxito.

Para el que no sepa de qué va, la mecánica es muy fácil. Hay cinco figuras; un fantasma blanco, un sillón rojo, una botella verde, un libro azul y un ratón gris. Un jugador levanta una carta y aparece un dibujo en el aparecen normalmente dos figuras que corresponden con las figuritas del juego pero que pueden tener los colores cambiados. El caso es que hay que pillar o bien la figura que coincide en color y forma, y si no la hay, la que no coincide ni en color ni en forma. Tiene una variación pero no la jugamos. Y se pueden meter mil variaciones más con un poco de imaginación, la verdad.


Las niñas se lo pasaron muy bien, con algún que otro cabreo, eso sí, pero está muy bien. No es tan sencillo como parece. Algunas tarjetas hacen que te salga humo de la cabeza y a veces nos quedamos con la mano a punto de coger una figura y gritando... "Esteeeeee!" Hasta que alguien pilla la ficha correcta.

 A Nino y a mí también nos gustó mucho. Hombre no fue el juego de la noche pero pasamos un buen rato y los niños se lo pasaron bien, así que perfecto. Total, por 15€ no se puede pedir mucho más, creo yo.

En resumen, un buen regalo para tu sobrino o ahijado.

sábado, 24 de marzo de 2012

DOMINION - 23 Marzo 2012


Esta semana estaba previsto jugar al Dominion. Varias voces se habían alzado en contra del esfuerzo de aprender un nuevo juego semana tras semana y se impone jugar a juegos más conocidos a partir de ahora.

Yo no pude asistir. Fuí a un funeral y después una cerveza llevó a la otra y al final se me hizo muy tarde. Pido disculpas públicamente. Me ocurrió la típica situación en la que quería estar en dos sitios a la vez. Al final de la noche me quedó un mal sabor de boca por no haber ido a jugar. Y lo peor es que ahora viene la Semana Santa y tendremos un parón. Pero lo mejor es que, a partir de ahora, la temperatura debería empezar a subir y pronto podremos jugar en la terraza; quién sabe si con nevera Marshall y/o barbacoa.

Bueno, según me han contado se jugaron dos partidas. No tengo más información que el resultado final.

Empate entre Ramón y Ana en la primera y victoria de Nino en la segunda.

Hasta la próxima... ¡Felices vacaciones!

lunes, 19 de marzo de 2012

SOMBRAS SOBRE LONDRES Y MUS -16 Marzo 2012



Mucha expectación había causado este juego entre los asiduos de los viernes y ante mi insistencia decidimos probarlo. A la mesa nos juntamos Ana, Ramón, Nino, Antonio, María y yo. No tenía muy claras las instrucciones ya que había comprado el juego un par de días antes y me surgían muchas dudas.

Desplegamos el tablero y empecé a explicarlo, con muchas dudas eso sí, y más de una interrupción. Tardé muuuucho en explicar el juego y enterarme yo mismo de cómo funcionaba. Nino hizo de Jack y la partida comenzó.


Se trata de un juego colaborativo en el que se trata de atrapar a Jack (Nino), el cual se mueve por el tablero de forma invisible. Es decir, él va escribiendo en un papel sus movimientos y nosotros solo podemos descubrir por dónde ha pasado y trazar una estrategia para cazarlo.


El juego consta de 4 noches, que son como 4 partidas. Ya en la primera nos dimos pronto cuenta que el juego no iba a cuajar entre el grupo. María bostezaba y leía revistas, Ana con su iPhone y Ramón al 50%. Solamente Antonio y yo poníamos interés en cazar a Jack y Nino se esforzaba en que no lo pilláramos. Estaba disfrutando.


Al comenzar la segunda noche ya no llegamos al final. Decidimos guardarlo y alguno le dió la puntilla...

"Es como el Zombies" y "Voy a hacerle una foto para el blog o para el eBay"

En fin, un desastre. Sin embargo el juego a mí me gustó mucho y cambiando opiniones todos coincidimos en que podía funcionar muy bien para dos o tres personas. El problema es que con seis personas (cinco policías) tardas mucho en mover y ponerte de acuerdo. El rollo colaborativo no funcionó en nuestro grupo. Así que se me quedó la duda de si funcionaría con dos jugadores y al día siguiente jugué con mi cuñado en casa.

ALUCINANTE!!!

Nos lo pasamos genial. Primero jugué yo como Jack y le pegué una paliza. Jose se empeñó en pensar que mi guarida estaba en un sitio y no fué así. No hizo caso a las pistas y la tercera noche ya fue un paseo. La última noche nos duró 5 turnos.


Así que picadísimos, decidimos echar la revancha y yo hice de policía.

La primera noche la ganó Jack de calle, pero le costó mucho llegar a su guarida y ya tenía una idea clara de por donde estaba.

La segunda la ganó Jack de nuevo por un descuido mío y mis sospechas de la zona de la guarida se confirmaron.

La tercera noche fue la mejor. Jack sufrió lo indecible para llegar e incluso acerté donde estaba. Pero en lugar de arrestarle le pregunté si había pasado por allí, así que se me escapó y llegó a la guarida.

Y la última fué la bomba. Jack escogió la escena del crimen más alejada de su guarida y ese fué su error. Bolqueé todas las calles adyacentes y no pudo llegar. Victoria de nuevo para mí.


Tal y como yo pensaba el juego es muy bueno, pero para dos personas. Como mucho para tres personas manejando 2 policías uno y 3 policías el otro. Quizá hasta se podría poner un sexto policía y darle ventaja a Jack con las cartas especiales. En fin, juegazo para mi cuñado y para mí. Nos esperan partidas interesantes sin duda.

Estas partidas evidentemente no irán al ranking.

Y después del Sombras sobre Londres jugamos al mus los cuatro magníficos. Nino, Ramón, Antonio y yo. Esta vez me tocó como pareja Ramón.
No recuerdo bien el desarrollo de la partida pero acabamos 3 - 1, victoria para Nino y Antonio. A eso de las 00:45 nos retiramos.

Hasta la próxima...

sábado, 10 de marzo de 2012

DESCENT 9 Marzo 2012


Hoy viernes 9 de Marzo decidimos sacar a pasear nuestro lado súper friki y sacamos el DESCENT. Lástima que el juego solo sea para 5 jugadores. Uno se tenía que sacrificar y, tras un largo debate (0,1 seg.), Antonio se sacrificó en beneficio del resto de jugadores y se puso a tocar su guitarra. Gracias Antonio, sin tu sacrificio no podríamos haber jugado nunca al Descent.


En fin, bromas aparte decidimos continuar la aventura que dejamos a medias hace ya tiempo. Los héroes habían conseguido limpiar el primer piso de la mazmorra y estaban a pupnto de entrar en el segundo. Allí esperaban 4 esqueletos, un ogro líder, un par de bichos de esos que vuelan y dos "perritos infernales". También había un esperadísimo cofre de plata.


 Y nada más comenzar... nuestro mago enano abortijodelascavernas (alias Miau), decidió provocar un desastre en el mundo real lanzando al aire una lluvia de patatas y apretitivos sobre los presentes y parte de los montruos que, perplejos, observaban los inútiles esfuerzos de Miau por volver a colocar las cosas en su sitio. Claro, que la culpa de todo es de Ana que decidió poner su flamante nuevo dispensador de comida y Miau, en un alarde de inteligencia, lo cogió por el piso superior. Tan concentrada estaba en el juego que no llegó a imaginar que dicha parte superior podía despegarse del resto. En fin, unas risas para empezar. Aquí la secuencia...


Obsérvese la cara de alegría de la dueña de la casa.

Bueno, a lo nuestro. Tras el desaguisado se produjeron los primeros escarceos y la partida empezó a funcionar. Nino con su "Varikas el Muermo", Ana con una especie de mago que tenía en la chepa un bicho y Ramón con una malabestia que tenía un hacha descomunal. Y por supuesto yo como Señor Oscuro dispuesto a perder una vez más.

Nada nuevo bajo el sol. Nada más entrar los héroes, mis esqueletos fueron barridos de un plumazo. Pero en cuanto me tocó el turno me centré en abofetear a Miau la cual tuvo que huir a la ciudad (como siempre) porque estaba recibiendo de lo lindo.


 Calidad de foto eh? Es lo que hay.

El piso segundo se iba vaciando poco a poco y (cómo no) Nino asestó el golpe final al Ogro líder tras haber borrado entre todos a los demás monstruos. Al final, un paseo por el segundo piso, donde sólo quedaba un esqueleto que salió corriendo por si las moscas.


Lo héroes recibieron sus recompensas y ya con sus armas de plata eran extremadamente fuertes.

Y ya llegábamos al tercer piso donde, gracias a un poder especial que me costó media partida ganar, pude sacar unas arañas que fueron las que más daño hicieron. Atraparon a Nino en una telaraña de la que le costó mucho salir. Allí se encontraban dos Ogros normales, un Ogro líder y una naga líder además de un par de hechiceros. Se montó una buena y fué donde más tiempo estuvimos peleando. Algunos llegaron a tener 6 vidas, e incluso Maricas, perdón, Varikas fué herido más que en ninguna partida y eso para mí cuenta como una victoria, la verdad (sin acritud Nino).


La partida se puso muy interesante en esta zona ya que las recompensas eran importantes, más que nada por el tesoro de oro. Tras la puerta esperaba un dragón y varios monstuos líder. Pero los héroes ya tenían poderosas armas, como por ejemplo Miau que desde 8 y hasta 10 casillas podía cargarse casi a cualquiera. Volaban los huesos, las armas y escamas de los monstruos, hasta que una vez más la sala quedó vacía.
Se produjeron algunos fallos en los presentes, que dieron lugar a situaciones cómicas al quedarse más de uno a los pies de mis monstruos, pero éstos también fallaron y no tuvieron suficiente fuerza para cargarse siquiera a Miau, que era la más desprotegida.


Y ya por último se abrió la puerta y "apareció ante la villa la supuesta maravilla"; es decir, el dragón y sus secuaces.


Pero poco dura la alegría en casa del pobre. EL Dragón no tuvo oportunidad. Se lanzaron a por él todos lo héroes. Primero Nino que lo dejó temblando. Después Ramón que incluso falló y Ana que a distancia lo dejó con uno de vida. Y por último llegó Miau que desde Murcia lanzó un ataque mágico nuclearquetecagas y adiós dragón. Después de 3 horas y media, se acabó la partida.


Felicidades Miua, eres toda una friki. A la chita callando diste el golpe final.

No sé cómo puntuar estas partidas, así que hasta que lleguemos a un acuerdo lo dejamos así.

miércoles, 7 de marzo de 2012

SOMBRAS SOBRE LONDRES



Ya le tengo echado el ojo a un juego. He leído una reseña muy chula y creo que tiene los ingredientes necesarios para que nos guste. Anda, echadle un ojo y me decís qué os parece.


De momento me voy leyendo las reglas y os informo.

Salu2
Mario

sábado, 3 de marzo de 2012

CYCLADES (2 Marzo 2012)



La mesa lucía sus mejores galas, con tapete verde y todo; aunque como siempre no faltaron los platos y vasos por medio. En esta ocasión decidimos releer las reglas mientras acabábamos de cenar y Ramón se afanaba en colocar todos los componentes. La verdad es que nos sonaba casi todo, salvo alguna que otra acción.

Aquí se ve la disposición del tablero justo antes de empezar la partida. ¿Chulo eh?


Al comienzo todo fue muy poco a poco, cada uno iba "a su bola" tratando de conseguir más monedas de oro, pero nadie se atrevía a hacer ningún ataque.


Las tropas iban creciendo en número (sobre todo las de Nino), había ya un montón de barcos (sobre todo Ramón), yo tenía un montón de Filósofos y los demás un poco de todo. Pero todo cambió con EL CRACKEN!!! La madre que lo parió y la que se líó con el maldito bicho este.


Ramón tenía pasta pero no conseguía avanzar. Así que se dedicó a gastar la pasta en el bicho de marras y pasearse por el tablero hundiendo todos los barcos que encontraba a su paso.  Mientras tanto algunos ya habíamos conseguido nuestra primera Metrópolis y se habían convocado ya un montón de criaturas (Dios mío que friki suena todo esto!).


Esto animó al resto del grupo a dedicarse a putear al resto. Nino acumuló tropas y trazó un plan para hacerse con mi metrópolis y Antonio me quitó una cornucopia que tenía conquistada con un barco y Ramón otro. Esa fué mi perdición ya que en este juego si no tienes pasta y los demás sí, estás perdido.



Por aquél entonces las estrategias se empezaban a ver y la partida se convirtió en un infierno en el que, al mínimo descuido, alguien podía ganar.

Yo sólo necesitaba una carta de Filósofo, pero como no tenía pasta me propuse conseguir cartas de Dioses para abaratar mis apuestas (y Nino en la sombra).

Ana ya estaba muy dormida (01:00 de la mañana), pero estaba a dos cartas de Filósofo para ganar (y Nino en la sombra).

Antonio también estaba a dos cartas y luego a una de ganar con los Filósofos (y Nino en la sombra)

Ramón tenía mucha pasta y ganas de putear. La verdad es que le dió mucha vidilla al juego y hubo más que una risa. Sobre todo cuando Nino gritaba... ¡CUAL, CUAL! y yo le respondí que si era un pato! En fin, chorradas del momento, pero la verdad es que hacía mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien. (y Nino en la sombra)

Y Nino, en la sombra, haciéndose poquito a poco con cartas de Filósofo sin que nadie se diera cuenta; apostando y obligando a los demás a pelear por no ganar.

Total que al final, en un descuido, no invoqué a una bestia que debía protegerme ante un ataque de sus cuatro tropas que vinieron volando montadas en Pegaso y así acabó la partida. Nino aterrizó en mi isla con la Metrópolis y se hizo con ella con muy poca resistencia por mi parte, por cierto.


En resumen, nos lo pasamos fenomenal. Las 3 horas que duró el juego se pasaron en nada, excepto para Ana que se empeñó en hacer lo imposible por que alguien ganara.

Este juego es uno de mis favoritos. Súper equilibrado, siempre puedes hacer algo y hay que estar muy atento a todos los demás ya que con un mínimo descuido, alguien gana.

Tiene estrategia, poco o ningún azar y muchas posibilidades de ganar.

Para mí está entre los tres mejores.

Enhorabuena Nino, ¡eres todo un friki!

Nino 3
Ramón 1
Mario, Ana, Antonio e Isabel (no te olvidamos) 0